Los Chalets de Benalúa

jueves, 24 de enero de 2008

La bonanza de las primeras décadas del Siglo XX se fraguó en forma de arquitectura burguesa en la ciudad. Demolidas las murallas, y asentadas las bases para el crecimiento futuro de la ciudad, las clases adineradas tenían la opción de levantar ahora coquetas casas en el extrarradio, para aislarse de la cada vez más ajetreada ciudad, y poder diferenciarse y distanciarse del resto de la gente.

Dentro de esta corriente, surgió la moda del "Chalet", las casitas unifamiliares aisladas en una parcela ajardinada, normalmente vallada, y que se inspiraban en las casas señoriales que salpicaban las huertas desde hacía siglos.
Estas viviendas bebían de una arquitectura clásica, y su ornamentación llegó a convertirlas en auténticas joyas de la arquitectura de Alicante. Bebían de una iconografía historicista y pintoresquista, y se relegaron principalmente a los usos de segunda vivienda vacacional, algo prohibitivo para el ciudadano trabajador de a pie, lo que comenzó a convertir estos chalets que se ocultaban tras las tapias y la frondosa vegetación, en lugares misteriosos y desconocidos.
De hecho, en sus conocidos jardines se celebraban fiestas, bailes, reuniones... que atraían a las clases medias y altas de la ciudad.

Esta arquitectura, sin embargo, no bebió de las fuentes próximas aprendiendo de la arquitectura regional popular de casas de campo que durante siglos se levantaron en el interior de la provincia, sino que, incorporando criterios higienistas, copiaron formalmente las lúdicas postales de las viviendas en las montañas del norte de España y de Europa, e incorporaron en su estética elementos importados del costumbrismo septentrional: las cubiertas inclinadas con sus pronunciados aleros, el dominio de éstos sobre los muros, su posición triangular sobre el acceso, y la traslación al exterior de una supuesta sinceridad constructiva al mostrar los cuchillos (vigas trianguladas) de madera en sus fachadas frontales (frontis).

Los arquitectos que las levantaron, tuvieron que sucumbir a los designios de sus clientes, dejando para otras obras la investigación en la modernidad y la innovación en sus proyectos. Apenas pudieron practicar el correcto hacer del oficio instalando tímidos porches que protegieran del sol y orientando adecuadamente los chalets en las parcelas.

Las viviendas en tipología aislada, proyectadas para un cliente en concreto, son las que conectaron con otros variantes castizos, y conformaron el llamado Pintoresquismo levantino.

Plano de Benalúa donde podemos localziar los Chalets en la Calle Foglietti y junto a Catedrático Soler.
En Benalúa, estas viviendas se construyeron en las manzanas que no se completaron con las viviendas originales de la promoción iniciales proyectadas por José Guardiola, sobre todo en la calle Foglietti, aunque también otras se levantaron junto a la Gran Vía (Catedrático Soler) y la Avenida de Aguilera.

El Chalet de Óscar EspláEste Chalet fue proyectado por Juan Vidal para su amigo Óscar Esplá en 1924. Su ubicación en la trama del Barrio de Benalúa (casi al borde de la ciudad habitada) participaba ambiguamente de su posición urbana y su vocación rural: dos de sus fachadas mantenían la alineación (y el chaflán), otra quedaba en medianera, y una tercera se retranqueaba para mejorar sus condiciones higiénicas.

Alzado del Chalet de Óscar Esplá.

Los elementos con que se organizaba la fachada no tenían una lineal correspondencia con el interior, de manera que la disposición de éstos obedecía más a efectos pictóricos que a un estricto ejercicio de composición académica.

Plantas del Chalet.
La torre-mirador, con sus arquerías de medio punto y su cubierta a cuatro aguas -con escasa pendiente-, los miradores con similar cubrición, el recercado reservado para un motivo singular, cierta desnudez de los muros, así como los balcones tradicionales (sólo ejecutados con forja) apuntaban hacia una posible arquitectura del levante, donde el estuco y la cerámica tendrían un papel relevante.

En esta fotografía de la placeta asoma la torre mirador del Chalet de Óscar Esplá (señalada con una flecha verde). Por la posición y la orientación de la foto, podemos intuir la zona en la que podría levantarse, junto a la Avenida Catedrático Soler. Puede que alguna de las palmeras que hasta hace unos meses existían en estos solares, pertenecieran a su jardín.


La Casa Visconti
Proyectada por Francisco Fajardo en 1929 para don Trino Esplá Visconti, y ubicada en Benalúa Sur, en la esquina entre la Avenida de Catedrático Soler y la Calle Arquitecto Guardiola.

Plano y alzado de la casa Visconti.

La Casa de Salvador Magro
Proyectada por Juan Vidal en 1930, ubicada en Benalúa Norte, y posiblemente la vivienda a la que perteneció el actual Jardín Botánico, hoy parque de propiedad municipal.
Salvador Magro fue un empresario propietario de las Harineras Magro, con silos-factoría en San Blas y Benalúa Sur.
Tenía una torre-mirador combinada con cubiertas ligeramente inclinadas, pero tanto la disposición del conjunto como la iconografía de referencia, respondían más a pautas académicas que a posibles traslados desde el saber de la tradición.

Planos y alzado de la Casa de Salvador Magro.

Fotografía aérea proporcionada por nuestro amigo Jesús, en la que podemos ubicar exactamente la Casa Salvador Magro, junto al Jardín Botánico y las viviendas de Francisco Albert y próxima al Estadio de Bardín.
El Chalet de los Prytz fue el más lujoso e imponente de todos. Tras su abandono, deste el año 42 hasta que se demolió a principios de los 70, lo acompañó una oscura historia de leyendas y fantasmas. Puedes ver más imágenes de este majestuoso chalés en estos dos artículos: (I) y (II)

El Chalet de don José Núñez Blanco situado en Doctor Soler. Citamos a Mendaro: "Rosales de todas clases deslizan sus espinosos tallos por entre las ramas de los limoneros y naranjos.." y hay, sigue diciendo Mendaro, "un enorme jardín, macizos de geráneos, alfombras de violetas, cortinas de inmortales y pasionarias y de trecho en trecho, naranjos de la sangre, ponsileros, ciruelos, algodoneros, árboles de la seda y otras mil plantas imposibles de enumerar."

Postal de todocoleccion en la que se describe: Barrio de Benalúa. Casa de J.M. Núñez Domenech, familiar de Núñez Blanco, en Catedrático Soler (Gracias a Alfredo Campello)


También conocemos la existencia de otros chalets, como el Chalet del solar del Ficus o el Chalet de Grau, el Chalet Rojo (o rojizo) frente al Teatro Polo, el Chalet de Aguas de Sax y el de don Agustín Bay, pero de los que todavía no tenemos más datos ni imágenes.


Y otro chalet se levantó en la placeta, y tenemos fotografías de 1965 en las que todavía estaba en pie. Estaba frente a la plaza, en la esquina con Arquitecto Guardiola y Pardo Gimeno. Aquí tenéis otra imagen de este desconocido chalé de la placeta.

Chalé de la placeta. Pardo Gimeno esquina Arquitecto Guardiola.

En la Avenida del Catedrático Soler, muchas de las parcelas que la flanqueaban eran chalets, ya que las parcelas de los testeros de las manzanas no se destinaron a las Viviendas Originales proyectadas por Guardiola, sino que se vendieron como renta libre, y unos construyeron viviendas lujosas, y otros chalets.

Asímismo, uno de estos chalets se destinó a la Clínica Carbonell, ubicada en la Calle Foglietti, en el número 4, lugar donde posteriormente se ubicaría el Colegio de las Teresianas.



¿Imagináis trasladaros al año 1920 y dar un paseo por aquél barrio de Benalúa subidos a un coche de época? Calles luminosas con las casas originales bajas y llenas de vida. Pinos enormes en todas las calles, teatros en pleno barrio, el tranvía trayendo a los viajeros... Y en los alrededores, terreno abierto, salpicado por chalets como éstos, o el del Ingeniero de Tranvías junto a las cocheras, la "Casa de los Gatos", el Parque-Escuela, el edificio de Aguas de Alicante, las antiguas fábricas en Benalúa Sur, junto a la Estación y sus trenes de vapor, los huertos de los alrededores, el Estadio de Bardín, el Cuartel Militar, la antigua prisión...


Fuente:

Arquitectura de la Ciudad de Alicante 1923-1943. La aventura de la Modernidad.
Andrés Martínez Medina.

Enviar este artículo por email Etiquetas: , , , ,

8 comentarios:

Juan dijo...

Desde luego estas que os salis!!

Enhorabuena.

Saludos!

ernes dijo...

Mi más sincera enhorabuena, Rubén. Este artículo es un bombazo.

Elkiko dijo...

No sé si recordaís que o bien aquí o en AlicanteVivo, os hablé de que junto al Botánico existía un cine de verano que un día de aire la pantalla cayó sobre alguien (no sé si murió alguien o solo heridos). Era el cine Marisol . En la última foto se ve claramente.

eRNeS dijo...

Eso es el cine Marisol? Junto al botánico?

Elkiko dijo...

Sí, justo donde está la flecha de jardín Botánico, se ve la pantalla (el cine es de verano, claro...) la cabina de proyección y el espacio vallado para las sillas. Avda Aguilera ¿o es ya Orihuela? esquina a Deportista Ramón Mendizábal.

eRNeS dijo...

Me parece enorme!!!

eRNeS dijo...

Actualizado Chalet de Grau = Solar del ficus

eRNeS dijo...

Del chalé de Núñez ya tenemos imagen!

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba