La recuperación de la Placa de la Placeta

jueves, 31 de enero de 2008

La placa de la placeta orginal

"Como te he dicho, nací en Benalúa, en la calle de Pérez Medina nº 13, y delante de mi casa, entre las casas numeros 14 y 16, existía en la pared, una lápida fundacional de mármol blanco, en la que se narrabam los hechos y nombres de los "Diez Amigos" y entre estos nombres, el del Doctor Soler, tu antepasado. Me han dicho, que al construir nuevas casas, sobre los solares que ocupaban las antiguas casas 14 y 16 esta lápida fue quitada o destruida. ¿No podrías averiguar por el Cronista de la Ciudad, o por cualquier otro conducto, la redacción completa o lo que decía esta lápida?
Este mármol era grandísimo, y según calculo yo, a ojo, era de unos dos metros de alto por un metro de ancho y estaba sujeto por cuatro clavos de cabeza de cobre.
Me interesan grandemente estos datos, y tu colaboración será muy agradecida"

Ésta es la carta que Rafael Establier envió al Ex-batlle d'Alacant i boticari del carrer major Agatángelo Soler Llorca en los primeros años 70. Don Rafael, como podemos leer, sólo buscaba la información sobre el texto de la placa para lo que después fue su libro Añoranzas y recuerdos benaluenses, ya que daba la posibilidad de volver a verla por perdida. En ese libro, publicado en 1976, es donde nos narra toda esta fantástica aventura.

Detalle del texto.

La placa, nos dice Agatángelo Soler, fue arrancada de su lugar exactamente el 11 de mayo de 1936 solamente por el hecho de ir encabezada por "en el nombre de Dios Padre y del Hijo y del Espíritu Santo"(véase imagen). Pero lo que nadie suponía es que después de casi cuarenta años de silencio sin la placa fundacional, y entre tantas incógnitas, se iba a producir la ansiada recuperación de la lápida.

"La placa de Benalúa, en que mi abuelo, junto con los DIEZ AMIGOS fundó el barrio, existe y la tiene guardada alguien en el barrio, no sé quién, pero el cura, Don Liberato Rovira, lo averiguará"


Y ésta fue la respuesta. Así comenzó todo, con las investigaciones y pesquisas de Don Liberato indagando e involucrando a todos los vecinos, preguntando uno por uno cuidadosamente después de misa, en los encuentros con los jóvenes, en cada rincón y esquina; en definitiva, movilizando a todo el barrio. Y de nuevo el mágico barrio de Benalúa mostró que podía volcarse en la búsqueda de su historia y patrimonio.

Y así llegó la información sobre la lápida. No había sido destruida, sino solamente arrancada de su emplazamiento y, recogida por unos vecinos, estaba en un patio de una de las casas del barrio, puesta del revés sobre unos caballetes, haciendo de mesa de mármol. Agatángelo, tras conocer la noticia, llamó por teléfono a Rafael Establier (que vivía en Sevilla) y le comunicó que los benaluenses la habían rescatado, restaurado y fijado junto a una fuente luminosa, costeada por el vecindario en la plaza de Navarro Rodrigo. La lápida que conservamos sufre una mutilación en su parte superior.

En la porción que falta se podía leer:

"Sociedad Anónima Los Diez Amigos, constructora del..."

Pero esta historia tiene el mejor de los finales, y de esta manera, el martes 9 de julio de 1974, noventa años después de su colocación (recordemos, el 7 de julio de 1884), el Diario Información reproduce la imagen y el texto de la lápida, con una reseña especial sobre los 90 años del barrio Benalúa de Vidal Masanet. Realmente, la lápida nunca se fue del barrio.


HACE NOVENTA AÑOS
Diez amigos fundaron la populosa barriada de Benalúa.
El domingo 7 de julio fueron encendidas noventa velitas montadas sobre la espléndida tarta simbólica de la coquetona barriada de Benalúa. Sí; noventa, que son los años del populoso sector urbano y cuya efemérides tiene su testimonio con la piedra de mármol que Benalúa exhibe en su cuidadísima plaza.
BARRIO DE BENALÚA Se inauguraron las obras de este barrio el día 7 de julio de 1884, colocando en el nombre de Dios Padre y del Hijo y del Espíritu Santa la primera piedra en el centro de la zanja medianera de estas dos casas, el presidente Dr. don José Soler y Sánchez, siendo honorario el Exmo. Sr. Marqués de Benalúa; vicepresidente, don Juan Foglietti y Piquer; contador, don Amando Alberola y Martínez; tesorero, don José Carratalá y Cernuda. Iniciadores de la construcción de este barrio. Encargado de las obras, don Pascual Pardo y Gimeno; secretario, don Francisco Pérez Medina; y vocales, don José Guardiola y Picó, arquitecto, don Pedro García Andreu y el doctor don Arcadio Just y Ferrandiz.
Luces, fuente luminosa, júbilo, y sobre todo, el recuerdo entrañable de los benaluenses a los DIEZ AMIGOS, que proyectaron el Benalúa de hoy. Ahí queda el mármol caliente -la gratitud que rompe el frío- y el vecindario dando ejemplo en una fecha que no pasa inadvertida.
Noventa años, Benalúa. Felicidades, Benalúa...



Sin embargo, todavía nos quedan detalles que investigar. La placa de la placeta actual difiere de la original en el grabado del texto, como podréis comprobar si analizamos, por ejemplo, el detalle del texto anterior:

Observamos la tipografía distinta en ambas, mirad las versales de Padre, Hijo y Espíritu Santo en la original, que han desaparecido en la lápida actual.

Comparativa entre la lápida original y la actual. Ahora no sólo cambia la tipografía, sino también la abreviatura en el tratamiento de cortesía: "Exmo. Sor." y "Exmo. Sr." / "Vice-Presidente" y "Vicepresidente".


Con motivo del centenario, el Ayuntamiento planeó la instalación de una nueva placa conmemorativa de esta efeméride, que acompañara a la placa fundacional, pero no se llevó a cabo y nunca más se supo de ella.

Esto hace que nos preguntemos, ¿conservaron el mármol original y volvieron a grabar las letras? ¿Es otra placa diferente, llamémosla copia, y la original se encuentra conservada en otro lugar? ¿La placa que tenemos ahora es el fruto de la restauración de 1974 o tuvo una restauración, pulimentación y grabado posterior?

Si quieres acceder a más información relacionada, pincha en la etiqueta placeta o consulta el artículo La placa de la placeta.


Si quieres localizar la Placa fundacional del barrio en 1984 o la conmemorativa del embellecimiento en 1966, puedes hacerlo en estos enlaces a nuestro Mapa de Panoramio.

Enviar este artículo por email Etiquetas: ,

5 comentarios:

Rubén dijo...

La casualidad una vez más ha hecho que aparezcan estos dos artículos a la vez. Y la desolación y tristeza con la que he acabado de escribir el artículo sobre el templete se me ha borrado al leer esta historia, al imaginar que pudiera suceder algo similar con el Templete...
aunque claro, son otros tiempos, y quizá sea una utopía...

Rubén dijo...

Sólo quiero decir una cosa: la placa actual no es la misma que la de la foto antigua que tenemos en blanco y negro en el artículo de la placeta, que supongo que será la original.
¿La pulieron y volvieron a tallar los textos? ¿O es una reproducción y la original está en otro lugar?

eRNeS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
eRNeS dijo...

Actualizo con las imágenes de la lápida original y con la duda. Debemos acceder a la noticia y fotografía del diario Información del 9 de julio de 1974.
Está claro que no tenemos la misma, y no encuentro respuesta posible a tus preguntas, porque ambas me parecen adecuadas y entendería las dos. Conforme nos adentramos en la historia, se siembran más y más dudas.

Alfredo dijo...

La lápida original fue sustituida por otra. Alicante es así. Yo cuando pasé dije.. ¡¡¡¡¡esta no es la original!!!!!!

¡¡¡Qué vergüenza!!!

Con lo que costó recuperarla....

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba