Benalúa según la Guía de Arquitectura y Urbanismo de Alacant (I): Preliminares

martes, 6 de noviembre de 2007
Publicado porUnknown

La Guía de Arquitectura y Urbanismo de Alacant, publicada en 1979, dedicaba un apartado al barrio de Benalúa, que iremos publicando por puntos para que lo disfrutéis.

Guía de Arquitectura y Urbanismo de Alacant, Tomo I
Guía de Arquitectura y Urbanismo de Alacant, Tomo II
CALDUCH CERVERA, Joan
VARELA BOTELLA, Santiago
Ed. Colegio de Arquitectos
Alicante, 1979-1980

LOCALIZACIÓN: Zona occidental del Ensanche
AUTOR: Guardiola Picó
FECHA: 1884 Aprobación del proyecto
CRONOLOGÍA:
  • 1882: La prensa de Madrid recoge las primeras ideas de la Ciudad Lineal.
  • 1883: La sociedad "Los Diez Amigos" adquiere 152.826 m2 en el llano del Espartal al precio total de 31.250 ptas.
  • 1884: El Ayuntamiento de la ciudad aprueba el proyecto del barrio así como el nombre de las calles. El 7 de Julio dan comienzo las obras del barrio.
  • 1866: Importante Junta de Accionistas.
  • 1887: En el mes de Junio el barrio es incorporado al Ensanche de la ciudad.
  • 1886: Se inaugura el alumbrado de gas del barrio.
  • 1893: Línea de tranvía mular une el barrio con el centro de la ciudad.
  • 1894: Escrito de los accionistas manifestando disconformidad con la gestión de la sociedad.
  • 1922: Última junta de accionistas
PRELIMINARES:
De los 152.826 m2 de terreno adquiridos por la sociedad "Los Diez Amigos" a D. Patrocinio Vera de Lozano y D. Benjamín Barrié, tan sólo en principio se iban a edificar sobre 37.440 m2, un total de doscientas ocho casas que constituiría el Barrio de Benalúa, quizás el primero de casas baratas edificado en España, en opinión de Tormo.
La sociedad "Los Diez Amigos" cuya presidencia honorífica ostentaba el Marqués de Benalúa, hombre del sector aristocrático dedicado a las finanzas especulativas urbanas, ferrocarriles, aguas potables, etc.; estaba integrada por diez miembros, todos ellos de la burguesía local. Diversos autores dan relaciones diversas de los nombres de los socios; en ellas varios coinciden y algunos pocos no figuran en todas. La presidencia efectiva recala en José Soler Sánchez, catedrático de Instituto; además figuraban Clemente Miralles de Imperial; José Carratalá; Armando Alberola Martínez; Francisco Pérez Medina, abogado; Pedro García Andreu, constructor; Juan Foglietti Piquer; Arcadio Just Ferrando, doctor; y Pascual Pardo Gimeno, ayudante de obras públicas. También se añaden nombres como Ricardo Fo; Francisco Mingot, asícomo el propio Guardiola Picó.

Con el fin de poder hacer frente a la financiación de la empresa, se acordó en Junta celebrada el 15 de abril de 1886:
  1. Emitir 15 abonarés endosables en cada casa, de 250 ptas. cada una y a cinco años fecha; renovables por otros cinco años y así sucesivamente hasta su amortización.
  2. Estos abonarés disfrutarán de un interés del 6% anual... En estas medidas permitieron la ampliación del número de miembros accionistas hasta un total de doscientos. De este modo se cubrirán las primeras necesidades de la sociedad; que en el artículo 1º del reglamento de fundación del barrio declara tener "por objetivo exclusivo construir 208 casas que formarán el indicado barrio". Aunque se conocen algunas relaciones de nombres de accionistas, en ninguna se cita sus ocupaciones laborales. Sabemos que entre los primeros figuran obreros, comerciantes, escritores, etc. Así como los propios socios fundadores. Se trataba de un amplio abanico de actividades profesionales y capas sociales.
Realmente este intento de convivencia entre diversas clases sociales careció de armonía. Fundamentalmente entre los socios fundadores y el resto de los accionistas. Aquéllos se consideraban prácticamente los dueños. Dispuestos a actuar con total independencia y disponiendo de los fondos y recursos con cierta ligereza. De ahí que las tensiones entre las partes fueran grandes y se manifiesta en un escrito publicado en el año 1894 por los accionistas y en el que se protesta por la actuación de la sociedad.
Pese a todo sobrevivió hasta 1922, año en que por falta de asistencia a la junta convocada, se disolvió.

La sociedad disponía de recursos y dice Soler, presidente de la entidad:
"...adquirimos en la extensa llanura del Espartal, 152.203 m2 de terreno... con 37.000 m2 de terreno quedaba cubierto nuestro compromiso; los 114.386 m2 restantes, podríamos sin escrúpulos de ninguna clase, sin cometer i siquiera pecado venial, habérnoslo distribuido entre los 10 amigos fundadores".

Nada indica que de hecho llegaron a repartir directamente esos metros sobrantes; pero distribuyeron generosamente suelo a diversas instituciones. Regalaron 10.000 m2 al Gobierno para edificar un cuartel (el Cuartel de San Fernando); 9.500 al Ayuntamiento para la Cárcel (el Reformatorio de Adultos); terrenos para una iglesia (la Iglesia de San Juan Bautista de Benalúa); 2.400 para escuela (la que posteriormente sería la Comandancia Militar de Ingenieros) y 1.188 m2 a favor de la sociedad de tranvías urbanos de Alicante por 1.000 ptas (para que instalaran las cocheras y el chalet del Ingeniero junto al Camino de Elche).

Continúa en Parte II, Parte III y Parte IV

Enviar este artículo por email Etiquetas: ,
Volver arriba