Nubes de polvo en Benalúa... también en los años 90

viernes, 20 de febrero de 2009
Publicado porUnknown

El problema existente entre Benalúa y el Puerto de Alicante, viene existiendo desde que se ejecutó la primera ampliación del muelle de Poniente, que destruyó la histórica Playa de Benalúa, y alejó el mar cientos de metros para siempre.
La estrecha vinculación que había tenido Benalúa con el mar que se veía desde todas sus calles, la brisa que ascendía refrescando y purificando el ambiente, las gaviotas, los pescadores... todo desapareció. Y a cambio, el puerto nos regaló un muelle de carga de barcos mercantes, muchos de los cuales transportaban cemento en polvo, acopiado al aire libre en los muelles, con el consiguiente riesgo para nuestra salud, puesto que un mínimo viento lo transporta inmediatamente hasta el barrio.

Ya hemos hablado varias veces de nubes tóxicas y los problemas que esto está acarreando hoy en día en nuestro barrio, pero hoy queríamos dejar constancia de que este problema endémico viene produciéndose desde hace muchos años, mostrando esta noticia publicada por el Diario Información el 21 de Julio de 1995:

La carga de 26.000 toneladas de Clínker en un barco provocó una gran nube de polvo que afectó a Benalúa y Babel. El Puerto de Alicante tuvo la desfachatez de responder con que era una práctica habitual que se venía realizando "de toda la vida".

La siguiente ampliación del puerto hacia el Sur iniciada en 2002, repitió el proceso y lo agravó aún más, siendo esta vez afectados los barrios del sur de Alicante (Babel, Gran Vía Sur, San Gabriel, Palmeral), con zonas que habían sido recientemente urbanizadas y vendidas anunciándolas como la última "primera línea" que se vendería en Alicante, con privilegiadas vistas por estar "frente" al mar.
Estas vistas apenas duraron unos años, porque el puerto volvió a devorar la costa, desapareciendo el mar a cambio de naves industriales, astilleros, diques secos, muelles de carga, y próximamente... megasilos de cemento de más de 50 metros de altura (salvo que los alicantinos consigamos detener este despropósito).

Enviar este artículo por email Etiquetas: ,
Volver arriba