Dos buenas noticias: viviendas originales restauradas

jueves, 11 de diciembre de 2008

Sin duda, una buena señal de la salud de las Viviendas Originales de Benalúa es que se restauren, se mantengan y se invierta en su recuperación y buena imagen, puesto que esto es el paso fundamental para que la gente aprecie su belleza, su valor patrimonial y su presencia urbana histórica.

En las últimas semanas hemos podido disfrutar de la recuperación de la fachada de dos viviendas originales, y deseamos que más propietarios se animen a repetir:

En Foglietti 25, una vivienda original cuyos bajos están ocupados por la peluquería de caballeros de Juan Carlos y Manuel, ha recuperado la fachada limpiándola, pintándola y manteniendo elementos clave como las ornamentaciones de las ventanas, el relieve de fundición con forma de rostro en la bajante de agua, e incluso la cubierta. ¡Un 10 para ellos!

Estado que presentaba la vivienda hace apenas un año.


La vivienda, hoy en día.

Nos ha encantado volver a ver esta "cara" en el tubo de la bajante, y ojalá permanezca ahí para siempre. La puerta de madera también se ha recuperado.

Los ornamentos de madera de los marcos de las ventanas, los relieves e incluso las persianas exteriores originales tradicionales se han restaurado también.

Salvo el tramo izquierdo del zócalo, toda la fachada está restaurada.

Incluso las tejas de la cubierta, y las rejerías están recuperadas.

En Pardo Gimeno 14, el edificio cuyo local comercial ocupa el encantador comercio de La Taguara, ha recuperado su fachada haciendo que vuelva a brillar sin perder elementos históricos originales como la puerta de madera, las persianas, los balcones, las rejerías, el alero de la cubierta o el tramo de bajante que todavía se conserva. Además, han tenido la buena idea de colocar un elemento decorativo con ornamentaciones vegetales que oculta los horrorosos cables que van por la fachada. ¡Bravo por La Taguara!


Estado que presentaba el edificio hace apenas un año.

El mismo edificio, actualmente.

Detalle del número del portal pintado a mano.

El ornamento oculta de un modo muy original el cable que circula por fachada, algo que por normativa el Ayuntamiento debería prohibir y erradicar.

Este comercio es tan llamativo que no necesita un cartel llamativo y ostentoso. Su nombre aparece grafiado en un mosaico cerámico integrado en la fachada de un modo muy sutil.

Este es el aspecto de la planta baja, pintada de un color rojizo.

Las plantas de viviendas se han pintado con un tono amarillo pálido, manteniendo las persianas a juego con la planta baja. Un buen trabajo.

Enviar este artículo por email Etiquetas: , ,

3 comentarios:

Elkiko dijo...

Que bien han quedado! y desde luego la idea de "enramar" los cables es muy buena. Por cierto: en el primer caso han conservado los "guardapersianas" (ni idea de si eso se llama así). Me dio mucha rabia que los quitaran en la restauración de la fachada del Colegio de arquitectos.

Elkiko dijo...

Bueno, he de decir que las persianas para las que eso servía, no eran las enrollables estas, sino una especie de "gradulux", pero de madera que se plegaban y se quedaban guardadas detrás de esa franja de madera tan bonita. No sé si aún se conservará alguna por ahí en alguna fachada...

eRNeS dijo...

Fenomenal noticia. De vez en cuando puedes alegrarte con actuaciones como éstas, que demuestran que el barrio sigue más vivo que nunca. Enhorabuena.

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba