Viviendas Originales de Benalúa (03) San Agatángelo 27-29-35

martes, 14 de agosto de 2007

Han visto crecer al Ficus desde que su diámetro podía abrazarlo por completo un niño pequeño.
No sucumbieron ante los edificios que se levantaron para los trabajadores en la primera mitad del siglo XX, ni ante los edificios en altura del desarrollo alocado de los 60...
Ni siquiera la burbuja inmobiliaria del siglo XXI ha podido con ellas de momento, y esperemos que no lo logre.
Son más viviendas originales del barrio, que han visto nacer a miembros de muchas familias, y han albergado cientos de historias.
Ojalá puedan seguir haciéndolo muchos años más.
El número 27 se ha visto modificado negativamente. A alguien se le ocurrió que un enfoscado de mortero gris oscuro y la retirada de las molduras y los relieves sería una buena solución, y ocultó la alegría de la vivienda para siempre. A pesar de esto, sigue manteniendo los huecos de la fachada inalterados, así como las barandillas. No sabemos cómo está el interior, pero de todos modos, sigue siendo bueno que se conserven las casas "vivas" y sin abandonarse. En este caso, se podría recuperar perfectamente a un estado mejor, y lucir todo el esplendor de una vivienda original.
El número 29 es un ejemplo de cómo se puede traer a la actualidad una de estas viviendas y gozar de las mejores condiciones de vida. Los huecos de la fachada siguen intactos, y el estado de la fachada, con una cenefa pintada, es un ejemplo envidiable para otras de estas viviendas. Conservan incluso el sistema de persianas exteriores, y en una escala del 1 al 10, se llevaría claramente un 10!

Detalle de la fachada de la vivienda 27, que ha perdido todo su lenguaje ornamental bajo una capa de mortero de cemento.
Detalle de la fachada del número 29, con sus juegos de relieves y cenefas en perfecta armonía.
Detalle de la puerta ancha de acceso a la planta baja y de la puerta estrecha que conduce a las escaleras del piso superior.
Este es un detalle de las persianas exteriores, y del despiece dibujado en la fachada.
De nuevo, los cables por la fachada son culpables de un crimen estético...

Aquí está el conjunto de las dos viviendas, con el claro contraste del tratamiento que ha recibido cada una.

El número 35 es un ejemplo diferente, está muy cuidada y en perfectas condiciones de habitabilidad. Han sustituido puertas y marcos de ventanas por otros nuevos, pero también de madera. También han introducido persianas convencionales (eso sí, de madera) y han colocado toldos abatibles adaptados a los huecos de la fachada, una decisión muy aceptable como solución y sustituto a las persianas exteriores. Aunque se hayan perdido elementos iniciales, como los despieces o las carpinterías, la esencia de la vivienda se lee muy bien.
Detalle de la puerta ancha, que ahora es la entrada al garaje.
Bravo por ellos, que han sabido colocar el aparato de aire acondicionado dentro del balcón, perdiendo espacio útil, pero evitándole una grave herida visual a la fachada.

Sin duda, un paseo por esta calle es un buen resumen de tres modos en los que se pueden mantener con uso estas viviendas. El número 27 es un ejemplo de quien reconoce un valor claro en su vivienda, conoce su historia y legado, y desea conservarla, pero que seguramente, o se ha asesorado mal, o no tenía recursos para rehabilitarla. Es una operación de mantenimiento y lavado de cara bastante pésima, pero que permite conservar con uso la vivienda sin alterarla o destrozarla.
El ejemplo del número 35 es el opuesto, pero peca de lo mismo: un presupuesto muy bueno, y muchas ganas por rehabilitar y recuperar una vivienda han hecho que se pueda contar con materiales nuevos y modernos, que sin embargo, han acabado por hacer perder las puertas y carpinterías originales, quitándole gran parte de la identidad original de la vivienda, pero manteniéndola del mismo modo viva, con uso y en un estado que le permitirá seguir en pie muchas décadas más.

Sin duda, el mejor caso es el número 27: sin excesos ni lujos, pero tampoco carencias, ha logrado encontrar el equilibrio entre la rehabilitación y el mantenimiento de los elementos originales que hacen que esta rehabilitación tenga sentido. Se conserva para mostrar la vivienda original: se cuida, se pinta, se arregla... pero nunca se le maquilla de modo exhuberante y pomposo perdiendo su identidad o se le maltrata y afea ocultando su verdadero interés.
Ojalá muchos propietarios se pongan en contacto con sus dueños para pedirles consejo!!

Si quieres, puedes consultar sus ubicaciones exactas en nuestro mapa de Panoramio: 27, 29, 35.

Enviar este artículo por email Etiquetas: , ,

4 comentarios:

eRNeS dijo...

Rubén, ¿de verdad son Alberola, 27-29 y 35?
¿Entonces, las que yo publiqué, Alberola 29, 31 y 33 no coinciden?
¿Han cambiado las coordenadas espaciotemporales y no me he dado cuenta? ¿Repaso el condensador de fluzo?

eRNeS dijo...

Contéstame a esta que estoy superintrigado!!

Rubén dijo...

ay va!!! pinché aquí!! Copié y pegué el formato del título para hacerlos todos iguales y se me olvidó cambiar eso!! jajaja!!! menos mal que te has dado cuenta McFly!! cojo el DeLorean y vuelvo atrás a cambiar el bucle espacio-temporal!!

Raul dijo...

Vaya, resulta que en el nº35 vivieron mis abuelos, mis tías abuelas, mi tía y mi madre, antes de la reforma actual que menciona Ruben. Aproximadamente desde los años 40 hasta los 80. Yo recuerdo haberla visitado de niño muchas veces a finales de los 70 y principios de los 80. ¿sabeis si hay fotos de la casa antes de la reforma actual?
Saludos

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba