El Ayuntamiento obliga a las harineras a destinar el suelo cedido a VPO

viernes, 20 de marzo de 2009
Publicado porUnknown


Las industrias harineras Bufort y Cloquell, instaladas en los terrenos afectados por el desarrollo urbanístico de Plan Parcial Benalúa Sur, deberán trasladarse a otro emplazamiento para continuar con la actividad. Además, en los 10.000 metros cuadrados de terreno que le cedió el Ayuntamiento de Alicante para compensarles por los gastos de este traslado no se podrán construir viviendas de renta libre, sino que han de ser de protección pública (VPO) como exige la Ley Urbanística Valenciana (LUV).

Esta es la resolución adoptada por la Gerencia de Urbanismo ante el recurso de reposición interpuesto por las harineras, bajo el nombre de Urbanizadora PAI 10-11 SL, contra el acuerdo del pleno de la Corporación que aprobó las bases del concurso para la ejecución de la urbanización de los terrenos en los que se hallan las industrias. Esta propuesta será ratificada el lunes en la comisión de Urbanismo y deja sin efecto el acuerdo alcanzado entre las harineras y el Ayuntamiento para facilitar el traslado de las industrias.

Según fuentes de Urbanismo, el contenido del convenio suscrito entre el Ayuntamiento de Alicante y los propietarios de las harineras situadas en la unidad de ejecución número 2 Plan Parcial de Benalúa Sur, en el que se establecían las bases reguladoras para el desarrollo urbanístico de este sector, se recogía la cesión a las harineras de los 10.000 metros cuadrados que le correspondían al Ayuntamiento por el aprovechamiento del suelo, y en los que las mercantiles contemplan la construcción de viviendas de renta libre. Sin embargo, las nuevas leyes urbanísticas autonómicas, que establecen medidas urgentes para el fomento de la vivienda, ha modificado sustancialmente este acuerdo e imposibilitan la aplicación del convenio en los términos en que se pactó. Sobre todo porque se establece la exigencia de que el patrimonio municipal de suelo se destine a la creación de viviendas sujetas a algún régimen de protección, por lo que en el suelo cedido se tendrían que construir aproximadamente 120 pisos de VPO.


Además, el Ayuntamiento mantiene su criterio de que las mercantiles Bufort y Cloquell tienen la obligación de trasladar la actividad de las industrias existentes con el fin de mantener los puestos de los trabajadores de las harineras. Los propietarios sostienen que el Ayuntamiento no puede exigir la obligación del traslado, sino el desmantelamiento de los usos urbanísticos incompatibles con el plan de urbanización y por lo tanto el cese de la actividad.

Así, ante a necesidad de tener en cuenta el nuevo marco legislativo al que debe de someterse el Ayuntamiento, los técnicos proponen dejar sin efecto los trámites desarrollados hasta ahora y e iniciar un nuevo proceso de acuerdo a esta ley , por lo que desestima el argumento de las harineras de que se trata de continuar el procedimiento iniciado en noviembre de 2003. En cambio acepta la propuesta de la mercantil de ampliar el plazo de ejecución de la urbanización y establece 22 meses para acometer las obras.


En el blog de Benalúa consideramos que el uso industrial debe ser trasladado manteniendo los puestos de trabajo actuales, para hacerse compatible con el nuevo desarrollo urbano, pero que los edificios de las antiguas harineras deberían preservarse y reconvertirse en VPO, consiguiendo mantener un hito del patrimonio industrial de toda la ciudad y creando unos edificios singulares y representativos que serían el emblema del nuevo litoral sur de Alicante, como ya propusimos.

Fuente:
Las Provincias

Artículos relacionados:
El final de las harineras
Otro futuro es posible con las harineras

Enviar este artículo por email Etiquetas: , ,

1 comentarios:

Alfredo dijo...

Mientras en el resto de Europa se respetan los silos para salas de exposiciones etc, aquí los derribamos. Europa aún no ha pasado de los Pirineos (o del Ebro)

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba