Arte Urbano en Benalúa II: Juguettos

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Detalle del comercio Juguettos, en la calle Alona.
El detalle del mural representa un oso panda de ojos verdes estilo manga sobre fondo azul con burbujas que flanquea la entrada al comercio.

(Fotografía: Ernesto Martín)


Enviar este artículo por email Etiquetas: ,

5 comentarios:

eRNeS dijo...

El mural es una pasada en toda su extensión, pero los coches aparcados (qué queréis, es Benalúa) y los árboles me impiden hacer una buena foto panorámica. Ya la conseguiré!

Juan José dijo...

¿Y esto que representa?
¿La soledad del oso panda ante la inconmensurable grandez del Cosmos?
¿La visión negativa del ser humano como eje central del posicionamiento filosóifico?
Anda ya....
Recordemos a los grandes muralistas... y no esta burda caricatura a medio camino entre lo naif y el comic barato.
Toma ya...
Lo siento, pero yo lo veo así.
No me gusta nada.
Chauuuuuuuuuuur

Rubén dijo...

Este edificio constituía todo un horror en la calle pardo gimeno. Era llegar aquí y el ambiente cambiaba. Un enorme paredón ciego de cemento, pintado de color salmón mataba la actividad de los comercios en muchos metros. La acera estaba sucia, llena de cagadas de paloma...

De repente llegó esta juguetería, abrió la fachada, pintó su local y el portal de los vecinos (toda una suerte para ellos) y el edificio cambió de aspecto. Ahora llama la atención, la gente pasea por esa acera mirando los enormes escaparates, y el tejido comercial se prolonga hacia la calle carlet. Seguro que a los de la cafetería de enfrente les ha encantado la idea. Ese cruce con la calle alona ha ganado mucho!

Y los dibujos están destinados a sus potenciales clientes: los niños. Entrar a una juguetería tan llamativa, de colores y con dibujos, es mucho más divertido y atractivo. Funciona, juanjo. Funciona.
No hay que comparar con esos grandes muralistas, cada cosa en su lugar, y hoy en día haría falta un presupuesto desorbitado para pagar a un artista que hiciera un mural como los de gastón castelló, y además, eso ya no es contemporáneo.
Cada tiempo tiene su medios de expresión y sus condicionantes. Hoy tampoco haremos edificios con vigas de madera y paredes de piedra, por mucho que le gusten a alguien. Lo que hay que hacer es conservar los murales que tenemos de los años 50, que están cayéndose a trozos como el de la estación de autobuses, y promover a los nuevos artistas.

Prefiero mil veces un buen mural como éstos que una pared mal pintada, sucia, fea y con firmitas asquerosas.

eRNeS dijo...

Juanjo, te garantizo que si ves cómo estaba la calle Alona antes, y cómo está ahora gracias todo el gran mural que representa Juguettos, no dirías lo mismo. Te en cuenta que lo habitual sería tener firmas y suciedad. Precisamente, este mural da una sensación de limpieza a la calle que antes no tenía (y te lo digo con conocimiento porque yo antes vivía en esa calle, y tenía un aspecto muy deprimido)

eRNeS dijo...

Mira, Rubén y yo pensamos igual! Y casi al mismo tiempo!

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba