Salimos en los periódicos

miércoles, 28 de mayo de 2008

La prensa local se ha hecho eco del artículo publicado el 10 de mayo y llamado Reivindicando un nombre propio: Estación de Benalúa. Así pues, en el diario La Verdad de ayer se dice:

Los vecinos reivindican que se denomine de nuevo terminal «de Benalúa»

Vecinos del barrio de Benalúa hicieron pública ayer su reivindicación sobre el nombre de la también conocida como terminal de Murcia. Reclaman «la denominación oficial y rigurosa», es decir, Estación de Benalúa. «Es una de las últimas joyas rquitectónicas del siglo XIX en Alicante, referencia esencial para comprender parte del desarrollo urbano, portuario e industrial de la ciudad en los primeros compases del XX», explican estos ciudadanos. Coinciden con la mayoría de los alicantinos en que el inmueble «se encuentra en un estado ruinoso y lamentable», y responsabilizan de ello « la dejadez y la omisión de la administración (Ayuntamiento de Alicante y Adif), que tienen prioridad en otras cosas, como proyectos faraónicos y grandes negocios, pero que parecen esquivar los auténticos problemas de la ciudad», explican los vecinos, autores del blog www.barriodebenalua.es. Los vecinos confían en que «algún día se pueda recuperar este emblema de la tardía revolución industrial en nuestra provincia, porque mientras tanto, las únicas noticias que genera son las de proyectos que nunca arrancan o la basura acumulada y los incendios provocados por quienes han acelerado su proceso de degradación ocupándola ilegalmente».Sobre la denominación de Estación de Murcia, aseguran que «este nombre nunca ha existido de modo oficial, se trata de una denominación popular para diferenciarla de la estación de trenes previa, que nos comunicó con Madrid, y que también se implantó en las proximidades del barrio.

Aun así, la noticia principal sobre Adif y Ayuntamiento llama "Estación de Murcia" al inmueble, con lo que entendemos que nos han tomado simplemente como algo anecdótico.

Por otra parte, el titular más curioso en el que aparecemos corresponde al diario QUÉ! (27-5-2008, página 5), en el que aparece una fotografía de Rubén de la Estación dentro de un artículo llamado "¿Estación de Murcia? No, es... ¡de Benalúa!"

El aprecio de los benaluenses por su vestusta estación les ha llevado a reclamar que se deje de usar el término popular con que se la conoce y se aplique su nombre original: Estación de Benalúa. Esta iniciativa parte de los autores del blog www.barriodebenalua.es, cuyos artífices señalan que "no podemos permitir que junto a tantos elementos perdidos del edificio, también se pierda su denominación".
Fijaos también que resaltan la conservación y recuperación del rótulo original:
Conservar y recuperar el rótulo original
Piden que si se restaura algún día por fin la estación se mantenga el rótulo original pintado sobre piedra de la fachada.

En suma, en el día de ayer, nuestra misiva llegó a buen puerto y pudo ser leída y analizada por múltiples lectores que accedieron a los diaros La Verdad y QUÉ!. Desde nuestro blog agradecemos a ambos periódicos la atención prestada, pues comunicando la noticia en sus ediciones, han contribuido a la difusión de un término lícito que es más apropiado para nuestra querida y abandonada estación: Estación de Benalúa

Enviar este artículo por email Etiquetas: ,

6 comentarios:

J.Hernandez dijo...

No me extrañaria que de seguir así vuestra página sobre el barrio sea usado por periodistas y politicos para tomar el pulso y ver los problemas de nuestro gran barrio

Juan José dijo...

Pues como la usen los políticos, acabará jorobándose el tema.

J,Hernandez dijo...

estoy seguro que alguna concejala que vive en el barrio entra de vez en cuando a ver q se cuentan los vecinos... :)

Rubén dijo...

pues ojalá lo demostrara de algún modo...
me tomaría un par de cafés con ella para tratar de explicarle nuestra visión del estado actual del barrio y su patrimonio, y las oportunidades perdidas, y las que están por perderse... pero bueno, supongo que es algo utópico

Alfredo dijo...

Enhorabuena por la iniciativa.

En otras ciudades ya se os habría dado un premio por vuestra labor incansable en defensa de vuestro barrio. Pero claro, estamos en Alicante....

Rubén dijo...

Hoy, Juan R. Gil, en el Diario Información, publicaba un artículo de opinión, citando la recuperación del nombre original de la Estación, entre otras muchas cosas:

http://www.diarioinformacion.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2008060100_8_761156__Opinion-disolvemos-Ayuntamiento

JUAN R. GIL
¿Y si disolvemos el Ayuntamiento?


o news, good news, dicen los anglosajones. Que no haya noticias es una buena noticia. Es una forma de verlo. Otra podría ser que, si no das señales de vida, probablemente es que estás muerto.
Transcurridos doce meses desde que los ciudadanos acudieron en Alicante a las urnas y dieron por cuarta vez el gobierno a Luis Díaz Alperi con apenas tres mil y pico votos de diferencia sobre el PSOE, y con decenas de miles de papeletas inservibles por no alcanzar el cinco por ciento necesario para entrar en el Ayuntamiento, ¿qué ha cambiado en esta ciudad? ¿Hacia dónde la lleva ese nuevo gobierno salido de las elecciones?
A ningún sitio. Estamos otra vez en punto muerto. Seguimos teniendo una Estación de Autobuses tercermundista, en una ciudad que se reclama turística y de servicios. La Estación de Murcia (en realidad, como reza su frontispicio y como han resaltado muy bien las gentes del colectivo Alicante Vivo, Estación de Benalúa) continúa cayéndose a pedazos entre la inacción irresponsable de Adif y la pasividad (gritona, pero pasividad, puesto que no emprende ninguna medida coercitiva contra la empresa) del Consistorio. El futuro de la de Madrid sigue sin resolverse, poniendo en juego incluso un retraso del AVE. El Palacio de Congresos tampoco estará esta legislatura o, como señalaba un agudo titular de "Las Provincias", cuando vaya a estar Alperi ya habrá rebasado la edad de jubilación. Al Auditorio de Campoamor, que por fin ha puesto en marcha la Diputación después de sucederse proyectos desde mediados de los 80, ahora resulta que le descubre irregularidades la Generalitat, pese a que, en teoría, el proyecto es tan suyo como de la Corporación provincial. O sea, que en todo caso se paralizaría la obra a sí misma, lo que no deja de tener mérito. La Albufereta sigue, ya lo hemos dicho, patas arriba, más de una década después de que la que quizá sea la playa más recoleta de Alicante se arruinara por la desidia municipal. No hay PGOU, tras tres tristes legislaturas. El Plan del Centro va tan retrasado que otra vez podrá edificarse o derribarse en él según la antigua normativa, porque el Ayuntamiento no ha sido capaz de sacar a tiempo la nueva ordenación que pretendía racionalizarlo y revitalizarlo. El Plan Racha es algo tan lento y cansino que cuando arranca una fase ya precisan de rehabilitación las anteriores. La interconexión de los barrios sigue sin resolverse. No ganamos líneas de transporte en autobús, sino que las perdemos...
Salvo los negocios privados (Rabasa), en Alicante sólo avanza lo que viene de fuera. El puerto está cambiando su faz con dinero del Consell y el Gobierno y las obras de la avenida de Dénia o del TRAM, pese a su pesadez, también transformarán la ciudad. Siendo así, la pregunta es para qué queremos ayuntamiento.

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba