Chalés y jardines en Benalúa

lunes, 21 de enero de 2008

Tras la compra de los terrenos de don Benjamín Barrie y doña Patrocinio Vera, en la construcción del barrio no solamente encontramos las edificaciones propias de Guardiola, sino que también proliferaron chalés y mansiones con jardines que en ocasiones se abrían al público. Desconocemos la ubicación de muchos de ellos, pero aún no disponemos de imágenes que puedan ilustrarlos con fiabilidad. Sin embargo, la letra impresa ha dejado constancia de las maravillas de un barrio para que os mostremos diferentes construcciones y espacios verdes ubicados en el barrio.


En estas fotografías podemos observar unos coquetos edificios retrasados de la línea de fachada convencional de las viviendas del barrio. Se trata de pequeños (y muy elegantes) chalets que se rodeaban de una tapia o muro en su perímetro para separarse de la calle. Éstos que hemos localizado estaban en la placeta, y desconocemos sus propietarios o fechas de creación y desaparición. Cualquier aporte o recuerdo puede ser clave para reconstruir esta historia. Su pérdida fue, en cualquier caso, una gran tragedia del patrimonio alicantino.

- La residencia de los Prytz en el nº 6 de la calle Foglietti, junto a las Teresianas. Tras conocer la leyenda en este artículo, podemos llamarla la casa de los fantasmas. Tenemos información acerca del entramado misterioso que envuelve a la misma, y alguna pequeña descripción, pero no conocemos más detalle.
El jardín del Chalet de los Prytz.

- El jardín de don Agustín Bay (no localizado). Abierto al público. Asegura Ernesto Mendaro del Alcázar en De mi Barrio (1901) que "es sin disputa el jardín más notable de esta ciudad, por la variedad y belleza de las plantas que posee y por el cultivo que a cada especie se dedica. Lo mismo las plantas que necesitan para su vida el calor de los trópicos, como aquellas cuyo cuyo desarrollo es sólo completo en los países del Norte, las que viven con las raíces en el agua como las que huyen de la humedad, todas encuentran lugar apropiado a sus condiciones, sin más que distanciarse unos metros". Puede obtener más información sobre don Agustín en este artículo.

- No era el único jardín privado del barrio, pues también conocemos el de don José Núñez Blanco, situado en la calle Doctor Soler. "Rosales de todas clases deslizan sus espinosos tallos por entre las ramas de los limoneros y naranjos.." y hay, sigue diciendo Mendaro, "un enorme jardín, macizos de geráneos, alfombras de violetas, cortinas de inmortales y pasionarias y de trecho en trecho, naranjos de la sangre, ponsileros, ciruelos, algodoneros, árboles de la seda y otras mil plantas imposibles de enumerar."

Postal de todocoleccion en la que se describe: Barrio de Benalúa. Casa de J.M. Núñez Domenech, familiar de Núñez Blanco. (Gracias a Alfredo Campello)

- El chalé de Óscar Esplá, en la Gran Vía (Catedrático Soler), según cuenta Gabriel Soler "justo encima de las casitas de Babel, junto al campo del velógramo".

Alzado del Chalet de Óscar Esplá.

- La realización de los famosos "juegos florales" con importantes premios tenían lugar en un marco improvisado pero sumamente maravilloso y natural: los jardines del chalé de la familia Mollá (no localizado). En ellos, con el boato y ceremonial correspondiente, tenía lugar el desarrollo de los juegos y la posterior publicación de los trabajos presentados y premiados, cosa que se hacía en un folleto llamado "Álbum". (Uno de los ganadores fue el doctor José Sánchez San Julián, que posteriormente contraería matrimonio con Celia Mollá)

- En el chalet convertido en Clínica Carbonell, también pudimos ver un coqueto jardín en este artículo.

Fachada principal, jardín y acceso en Foglietti a la clínica del doctor Carbonell.
(Imagen BGM)

- El chalé de Grau, parcela ubicada entre las calles San Agatángelo, Foglietti y Capitán Dema, donde el monumental Ficus de Benalúa creció en el jardín de una de las familias adineradas del barrio, posterior Tutelar de Menores y centro de Menores Tabarca. Puedes consultar más datos sobre el chalé de Grau en este artículo específico sobre él.

- Y cómo no, la placeta. Un vergel adecuado para la típica "square" inglesa en un barrio de Alicante. En palabras de Eduardo Irles: "en la plaza del barrio, un eucaliptus venerable y frondoso extendía su sombra benigna. Y en los días y en las noches, un coro de pájaros, de cigarras, de grillos y de pianos caseros endulzaba la quietud del pacífico poblado."

En el jardín del Chalet del Ingeniero de Tranvías creció un auténtico bosque urbano.

- Otros jardines de los que hoy todavía podemos encontrar restos de su vegetación, fueron los de las casitas de Babel y Nervión (con una hilera de Eucaliptus que crecieron muchísimo y fueron talados para construir en ese solar); el jardín del Asilo (con ejemplares de palmeras, pinos y dracos de gran porte); la jardinería del Cuartel de Benalúa (de la que todavía continúa existiendo la perimetral); y un poco más lejos, los jardines ornamentales que estaban en los accesos a las estaciones de MZA (Ficus de gran porte) y Andaluces (palmeras y vegetación variada).

- En la Comandancia Militar hubo un coqueto jardín al que se accedía bajando unos escalones (estaba bajo la rasante de la calle), y en el Colegio de Benalúa, todavía sobreviven grandes eucaliptus en su patio.

- Asímismo, cabría reseñar también los jardines que existieron en el Parque-Escuela de los Jesuitas, y que desapareció con el edificio o años después (hoy estaría donde se levantan las viviendas de Francisco Albert). Del mismo modo, grandes jardines señoriales de las fincas que se levantaron en las proximidades de Benalúa, han llegado hasta nuestros días reconvertidos en parques públicos, como lo son el Jardín Botánico y el Jardín del Chalet del Ingeniero de Tranvías.

- Y para concluir, no olvidemos que hoy existe un espléndido jardín en la plaza de acceso a los Juzgados (antiguo Reformatorio de Adultos) y que nuestras calles anteriormente estuvieron pobladas por enormes pinos que un día fueron talados para dar prioridad a los vehículos. Cabría citar el paseo de la Avenida Óscar Esplá con sus hileras de arbolado y jardinería. Quedan como anecdóticas las palmeras situadas en los accesos al Mercado de Benalúa, donde en su día fue proyectada una pequeña placita, llamada Paseo de los Diez Amigos.

Si conocisteis directamente estos jardines, o vuestros familiares tienen recuerdos de los chalés, contactad con nosotros, escribidnos vuestras historias o mandad vuestras fotografías. Cualquier material es vital para recuperar la historia del barrio.


Bibliografía:
MENDARO ALCARAZ, Ernesto, De mi barrio, Alicante, 1901.
*No encontramos este ejemplar y queremos hacernos con él, si alguien dispone de él, rogaríamos se pusiera en contacto con nosotros.
ESTABLIER COSTA, R., Añoranzas y recuerdos benaluenses, Alicante, 1976
GIL, F., "Benalúa cumple 100 años", en Alicante, siempre, Alicante, 1982.
IRLES, E., "Los barrios: Benalúa", rev. Hogueras, Alicante, 1935.

Enviar este artículo por email Etiquetas: , , , ,

7 comentarios:

Elkiko dijo...

La primera foto está claro que es de los años 60 en adelante, porque esos bancos (de piedra artificial), los puso el ayuntamiento por todo Alicante (que yo recuerde en Plaza Manila,e incluso en Soto y Gadea...y varios sitios más).

Rubén dijo...

jeje, yo recuerdo también las modas de "columpios". Desde los de troncos de madera del hipódromo (mataría por una foto del mega tobogán), pasando por los animales de piedra (ya entrados los 90 estaban machacados: no recuerdo zebras a las que les quedaran orejas... pero no entiendo cómo se las rompían!!)

Después llegaron los de tubo de metal (os acordáis del castillito?) y luego, los de muelle. Ahora están hasta sofisticándose mucho más! (Calvo Sotelo, Explanada junto casino...)

eRNeS dijo...

Actualizado Chalet de Grau = Solar del ficus

Anónimo dijo...

El más bonito, el de los Prytz, je!
Felicidades por el artículo, es estupendo.
Saludos.
MªLuisa Prytz Sendra

Alfredo dijo...

Me alegro que os haya servido la postal de todocoleccion jejeje

Graciela Mendaro Berdoy dijo...

GRACIAS POR EL ARTÍCULO. SOLO QUIERO ACLARAR QUE EL NOMBRE CORRECTO DE MI BISABUELO AUTOR DEL LIBRO A MI BARRIO, ES ERNESTO MENDARO DEL ALCÁZAR

UN CORDIAL SALUDO

Ernesto Martín Martínez dijo...

Muchas gracias por la corrección.

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba