Viviendas originales de Benalúa (02) Pérez Medina 11-13

lunes, 6 de agosto de 2007

En esta calle podemos encontrar un pequeño conjunto de viviendas originales, algunas de las cuales están muy bien conservadas y todavía conservan algún detalle centenario.
Hasta hace apenas un año, existía una casa más, junto a las dos que permanecen unidas, donde hoy existe un solar y sobre el que comenzará a construirse dentro de poco. La casa se demolió para poder obtener un espacio de grandes dimensiones uniendo su parcela a la del solar anexo (en la foto se ve el muro que se ha levantado para cercar el terreno).
Las casas conservan el aire original que desprenden las pocas fotos antiguas que nos han llegado del barrio: grandes ventanas, techos altos, rejerías en los balcones, molduras bordeando los huecos de las fachadas...

Vivienda número 11Vivienda número 13

Gracias a que las familias que las habitan han querido conservar este legado hasta nuestros días, se encuentran en un estado magnífico, con las fachadas pintadas y arregladas (es curiosa la coincidencia de que en el momento en que hice la foto, ese reluciente Seat 850 estuviera aparcado en la puerta trasladándome a otro tiempo por unos instantes...).
De nuevo una prueba de que el uso de un edificio es la herramienta más potente para conservarlo.
Estas dos viviendas tenían la numeración original de 9 y 11 (actuales 11 y 13 con la redistribución de portales).
Tuve también suerte de encontrarme la puerta del número 13 abierta, y al asomarme, pude apreciar una maravillosa escalera con azulejos en las tabicas que me envió directo a 1900. Fijáos en el detalle de la apertura para el correo sobre la puerta, en la chapa donde pone "Cartas". ¿Os imagináis al cartero echando las cartas tan alto?
Me atrevería a asegurar que el pavimento, el mobiliario y el arco de la puerta han llegado hasta nuestros días intactos y exactamente iguales a como se crearon. Y hasta la pintura de la pared me parece que también podría haber sido así, con una línea que marcara una discreta decoración sobre el encalado.
Ernes, conocedor desde su infancia de estas casas, nos apunta que los benaluenses recurrían al ingenio para economizar las "subidas y bajadas" de las escaleras cada vez que alguien tocaba. Para ello, cuando alguien llegaba, tocaba un timbre que movía una cuerdecita, que a su vez movía una campanilla colgada. Cuando lo oía el residente, se asomaba por el balcón, veía de quién se trataba, y si quería abrirle, bastaba con tirar de otra cuerda para abrir la puerta. Estas dos cuerdas se ven en la foto del interior colgadas del techo.

Este es un detalle de la puerta ancha de la vivienda del número 11. La maldita costumbre extendida por esta sucia ciudad de las estúpidas pegatinas de fontaneros y cerrajeros 24 horas colapsan la puerta y el marco, pero afortunadamente podemos seguir apreciando los detalles de la carpintería y la rejilla.
Las ventanas se han mantenido con el sistema de persianas exteriores tradicionales de Alicante. En algunas otras viviendas, se instalaron los tambuchos de las persianas bajo el marco, alterando el ritmo de huecos y haciendo más bajas las ventanas. Sin embargo aquí, han descubierto el verdadero valor de esta tradición, que permite refrescar la casa manteniéndola sombría con las ventanas abiertas y evitar al mismo tiempo que el sol la caliente gracias a la persiana exterior.
En esta imagen podemos ver la numeración original ubicada sobre el marco de la puerta en azulejos. Una bajante de recogida de aguas del canalón del tejado y los detestables cables que circulan por todas las fachadas afean la casa, pero aún así podemos reconocer el estilo de las viviendas originales del barrio. Aunque esta vivienda no está restaurada, se conserva muy bien gracias a un uso respetuoso de la misma.

Sólo me queda decir: ¡Bravo por sus propietarios! A ver si algún día alguien nos deja echar unas fotos por el interior...

Si quieres, puedes localizar los números 11 y 13 de esta calle en nuestro mapa de Panoramio.

Enviar este artículo por email Etiquetas: , ,

8 comentarios:

Rubén dijo...

Fijándome en la fotografía de la puerta gris, me pregunto si el nivel de la acera ha subido con las sucesivas capas superpuestas con el paso de los años hasta quedar el nivel de la vivienda por debajo de la rasante, estando originalmente el nivel del suelo de la planta baja de las casas enrasado con el de las aceras o si originalmente ya estaban por debajo.
Esto puede ser una causa importante del deterioro de las viviendas, ya que si no se protegen bien, puede ser motivo de entrada de agua en el interior, y de deterioro por humedades.

eRNeS dijo...

Rubén acabo de llegar de viaje y dando un paseo por tus artículos estoy alucinando. Mañana me los leeré más detenidamente y te contesto en todos.
De nuevo eres un hacha!!!!

eRNeS dijo...

Dios!!! Casi me parece estar viendo la casa de mi abuela por dentro. Si os fijáis, en la foto del interior con el arco y la escalera, hay dos cuerdas en el techo.
Bien, no os lo perdáis, una es el timbre, y la otra es para que desde arriba, te abran la puerta!!!

Rubén dijo...

EN SERIO!!?? Menudo invento benaluense!! es genial!!! merece un reportaje propio!!
Ya me imagino: tocaban al timbre, te asomabas a la ventana y al ver quién era, abrías!! jajaja!!
Menudo detallazo Ernes, esto sí que es cultura propia (y un monumento a la vagancia por no bajar las escaleras jeejejejej)
me encanta...

esto son extras en un piso, y no que te regalen el horno! jejeje

Rubén dijo...

pero ernes, no escatimes, cuéntanos más detalles!!! A dónde iba esa puertecita de abajo de la escalera?
Y los muebles? te parecen también de la época?

eRNeS dijo...

jajajaajaaja desde luego que lo contaré, Rubén. Me voy de nuevo de viaje mañana pero el domingo ya estaré aquí para seguir dando guerra. Un fuerte abrazo!!!!

Alfredo Charques dijo...

Si conocéis Barcelona y conocéis la Vila de Gràcia, seguro que encontráis un parecido enorme entre las casitas bajas de Benalúa y las de Gràcia.

Para un gracienc, tener una casa baja en el barrio de Gràcia es un lujo. Vivir casi en el centro de la ciudad con las comodidades de vivir en un pueblo. No se plantearían si quiera derrumbar la casa para construir un edificio de seis plantas.

Pero Alicante no es Barcelona.

Juan dijo...

Respondiendo a Ruben. Las aceras y calles suelen subir su nivel respecto al original: es mas baratro poner encima la masa asfaltica y las aceras que quitar las que habian y poner las nuevas.

El paso de la puerta estaba en alto respecto al suelo de la casa y al de la calle, de ahi ese pequeño escalon. Imagino que servia para dificultar la entrada de agua y "bichos" de la calle.

Lo de las cuerdas me parece de lo mas ingenioso!!

Sobre las casas... seguramente tengan los dias-años contados...

Saludos!

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba