Callejero de Benalúa I: Avenida del Catedrático Soler

viernes, 20 de julio de 2007

 
Gran Vía, Avenida Doctor Soler, Catedrático Soler en 1908 (aprox.) Fuente: Archivo Municipal. Colección Francisco Sánchez. Cuando en Alicante se planteó el trazado del Ensanche y se integró al ya proyectado Barrio de Benalúa finalizando el Siglo XIX, comenzaban a aparecer los primeros vehículos a motor, y se aventuraba la necesidad de crear una red de grandes avenidas (para carruajes, tranvías, vehículos a motor, peatones...). Una de estas avenidas representativas se planificó en Benalúa. El Barrio tenía acceso a través de un puente sobre el Barranco de San Blas (donde hoy está la actual glorieta de la Estrella frente al Corte Inglés), y de ahí partía el Camino Viejo de Elche. Sin embargo, en la parte más próxima al mar del Barrio, se proyectó una avenida que recogiera todas las desembocaduras de las calles de Benalúa en un paseo amable y arbolado, y que hiciera de colchón y articulación con las factorías de la zona industrial que se levantaría a continuación a una cota inferior de la meseta del barrio. Esta Avenida fue un viario de carácter interno del barrio y estuvo aislada y desconectada de la ciudad hasta que se rellenó el cauce del barranco que circulaba por donde hoy está Óscar Esplá y se trasladó el acceso al puerto del ferrocarril (que bajaba paralelo al barranco y giraba en la actual Avenida de Eusebio Sempere). Una vez integrada en el sistema urbano de la ciudad constituyó uno de los principales ejes de salida hacia los barrios del Sur.

Siguiendo las modas de la época, y aunque nada tenía que ver con la Gran Vía creada en Madrid, la Avenida que hoy recoge el nombre de Catedrático Soler se llamó "Gran Vía", aunque no tuvo nada que ver con la actual circunvalación de la ciudad. Hoy en día todavía quedan muchos solares libres y permiten imaginar las vistas que tuvo este lugar 50 o 100 años atrás cuando uno se sitúa al pie del desnivel que todavía existe: vistas completas de la bahía de Alicante, a modo de un gran mirador que permitía observar desde el Cabo de Santa Pola hasta el Cabo de las Huertas y todo el Puerto de Alicante. 
La avenida recogió el nombre del Catedrático Don José Soler Sánchez, que fue dos veces Alcalde de Alicante y miembro (y presidente efectivo) de la Sociedad de los Diez Amigos. Tuvo una gran hilera de árboles, que poco a poco fueron desapareciendo. Los últimos en caer estaban al inicio de Catedrático Soler, junto a Óscar Esplá y cerca de la Comisaría de la Policía Nacional, y se talaron para posibilitar las obras del nuevo (y polémico) aparcamiento subterráneo.

 
La Gran Vía en 1942, al fondo esquina con Alberola .Teresa Rivero Mico sosteniendo en brazos a Juan Jover Rivero, y Juan Jover Olmos. Imagen de Juan Jover Rivero. 
Hoy en día quedan algunos ejemplares muy descuidados en las aceras más próximas a la Plaza de la División Azul y a la parada del autobús a la altura de la esquina con la calle Alberola.
La Avenida de Catedrático Soler mide 740 metros desde Óscar Esplá hasta la Plaza de la División azul, y tiene una anchura media de 25 metros.


La Avenida de Catedrático Soler, con el Hostal Benalúa a la izquierda, en 1985.

Enviar este artículo por email Etiquetas:

6 comentarios:

Rubén dijo...

A ver si entre nosotros y los lectores conseguimos recopilar unas fotografías que muestren la evolución de esta avenida!

Juan José dijo...

Caramba... ¡ahí viví yo!
Pero no tengo fotos antiguas de la zona.
¡Qué chula!

eRNeS dijo...

Esta semana o lo más tardar la siguiente debemos hacernos el recorrido por las antiguas casas de Benalúa que están en tu plano. Un saludo!!!!

eRNeS dijo...

Por cierto, en la foto parece poner LA UNIÓN verdad?

Rubén dijo...

Creo que sí pone "La Unión" pero desconozco a qué se referirá...
Yo te diría que podríamos hacer las fotos el sábado que viene, que bajo al mercadillo a comprar frutas y verduras...
hablamos por email ok?

Oscar dijo...

Saludos, cuano querais nos vemos y hacemos una ronda del barrio y fotos.

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba