Amando Alberola Martínez

jueves, 26 de abril de 2007

Político republicano, nacido en Alicante en 1844, estuvo ligado al Partido Republicano Posibilista (1879-1895), siendo miembro del Comité Democrático Posibilista (1879), vocal del Comité provincial (1881) y concejal en 1889. En 1893 pasó al Partido Republicano Centralista, siendo representante de la provincia en la asamblea celebrada en Madrid en 1894 del Centro Republicano de Salmerón, concejal en 1895 y presidente del Comité local en 1896. Un año después se adhiere al Partido de Fusión Republicana, formando parte de su Comisión Permanente provincial.


En 1890 pertenecía a la directiva del Centro de Estudios Psicológicos de Alicante y estuvo vinculado desde 1877 a la masonería a través de la Logia “Alona”, con el nombre de “Calvo Asensio”, poseedor del grado 33, miembro del capítulo “Lucentino” desde 1884 y de la cámara de “Caballeros Kadosch” alicantina desde 1892. Perito mercantil y vicepresidente de la Sociedad de Profesores y Peritos Mercantiles en 1891.

Comerciante, poseía una empresa importadora y exportadora de maderas y carbones minerales, consignaciones y tránsitos (“P.R.. Dahlander y Cía”, 1884). Ejerció como vicecónsul del Brasil. Socio de varias sociedades mercantiles y financieras alicantinas: “La Exploradora S.A.” (1880), “Los Diez Amigos” -constructora del Barrio de Benalúa- (1883) y Caja Especial de Ahorros de Alicante (vocal, Vicesecretario y Presidente -1887-). Participó en iniciativas ligadas al sector de transportes urbanos y de ferrocarriles comarcales, como la Sociedad del Ferrocarril Santa Pola-Elche (1890) y “Los Nueve S.A.”, organizada para la construcción y explotación del tranvía urbano (1892). Fue miembro de la Sociedad Económica de Amigos del País y de la Cámara de Comercio de Alicante.

Armando Alberola fue un celoso e inteligente depositario de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Alicante, y un entusiasta socia de la Sociedad de los Diez Amigos.
Fue el motor de la obra, porque en ella trabajó con energía y entusiasmo. Se movía en los sectores alicantinos con mucha influencia, aclarando en sus predicaciones puntos esenciales en los proyectos que se embarcaba a favor del prestigio de la ciudad de Alicante.

En las ocasiones en que faltaba el dinero, Alberola ponía sus fondos particulares para hacer frente a las dificultades. Sus desvelos y optimismo en los malos momentos de la construcción levantaban el espíritu de sus compañeros (a veces alicaído cuando se sentían desbordados por la obra y no veían su final) para continuar la empresa comenzada hasta que consiguieron su feliz finalización.

Cuando acabó la construcción, escrituró seis casas con un coste total de 6.000 pesetas, obteniendo una renta de alquiler de 25 pesetas cada una mensualmente.

Falleció el 21 de marzo de 1900.

Enviar este artículo por email Etiquetas: ,

4 comentarios:

Rubén dijo...

Otro post actualizado con una breve reseña sobre su personalidad (tan importante por su optimismo) que tanto ayudó a levantar el ánimo a sus compañeros y a sacar el proyecto adelante.

Anónimo dijo...

Que gran orgullo es leer una reseña como la que acabo de leer ahora mismo, sobre Armando Alberola.
Fué exactamente mi tio-tatarabuelo (tuvo que ser un gran tipo), y quiero ser bien claro a la hora de escribir que el espiritu que refleja la reseña es el que continuamos teniendo sus descendientes,( pero sin tantos posibles para poder desarrollar acciones tan solidarias).

eRNeS dijo...

¡El orgullo es nuestro por tener en nuestro blog a uno de los descendientes! Gracias por visitar la web de Benalúa. Cualquier comentario, anécdota o fotografía será bien recibido. (barriodebenalua@hotmail.com) Gracias a hombres como Alberola se construyó el barrio!

Anónimo dijo...

Acabo de conocer la página, y cual ha sido mi sorpresa al leer el comentario del Anónimo(escrito el 1 de septiembre de 2007).Yo tambien soy descendiente y por consiguiente familia tuya(más o menos lejana o cercana).
En fin ha sido un placer leer el relato de la vida de este hombre que junto con otros muchos intentaron que este mundo fuera algo mejor. (y sí yo tambien intento seguir su ejemplo, pero a mi nivel).
Gracias por no olvidar a esta gente

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba