Leonce Garnier sobrevoló Benalúa

viernes, 27 de febrero de 2009
Publicado porUnknown

Fotografía ilustrativa. Exhibición de un avión modelo Bleriot XI en la década de 1910.

Corría el año 1909 cuando por primera vez un avión levantó el vuelo en territorio español y dejó boquiabiertos a los presentes, marcando el inicio de una época y desafiando al eterno sueño inalcanzable del hombre: volar.

Ya en 1907 y 1908 hay constancia de los primeros intereses de España en los vuelos de los hermanos Wright. En 1910 quedó servida la polémica para saber quien fue el primer vuelo realizado en España. En Barcelona, un francés llamado Julien Mamet se atribuyó dicho mérito, pero Juan Olivert dijo haber volado 4 meses antes en Paterna (Valencia) a los mandos de un biplano construido por Gaspar Brunet. Investigaciones recientes atribuyen dicho mérito a Juan Olivert el 5 de septiembre de 1909.


Fotografía ilustrativa. Vuelo de un avión modelo Bleriot XI en la década de 1910.


Durante los siguientes años, se fueron sucediendo demostraciones de vuelos en las capitales de provincia españolas. En Alicante, el primer avión que se pudo admirar fue el Bleriot XI del piloto Le Lasseur de Ranzai, que el 29 de Julio de 1911 levantó el vuelo en el Campo de Tiro Nacional de la ciudad.

Fotografía ilustrativa. Exhibición de un avión modelo Bleriot XI en la década de 1910.

Aquellas demostraciones eran auténticas gestas épicas que congregaban a gran cantidad de público, desde los burgueses más adinerados a los curiosos que jamás habían oído hablar de aquellos aeroplanos con estruendosos motores de hélice, auténticas máquinas del futuro.
Corría por aquellos tiempos la noticia de un prestigioso aviador francés, llamado Leonce Garnier, que hacía demostraciones maravillosas, y su nombre era muy conocido por las demostraciones en distintas poblaciones de España, algunas a las que llegaba con el avión desmontado cargado en un tren.

Los primeros hidroaviones en la Playa de El Postiguet de Alicante. Utilizaron durante muchos años la lámina de agua del Puerto de Alicante como pista de aterrizaje para aviones correo.
Los primeros aviones, en el aeródromo de Rabassa.

La ciudad de Alicante tuvo la suerte de que con motivo de los actos de inauguración de la Real Sociedad de Tiro de Pichón (en su primer emplazamiento, ubicado en el llano junto a las industrias de Benalúa Sur), viniera este afamado piloto para que todos pudieran ver sus piruetas en el aire el día 15 de Marzo de 1912.
Tenemos la suerte de contar con una imagen tomada en dicho evento, posiblemente tomada en el llano que sirvió de pista de aterrizaje para el monoplano:

Demostración del vuelo de monoplanos en Alicante, 1912.

Comenzó levantando el vuelo con un avión modelo Bleriot-XI, ante unas 30 personas en el primitivo aeródromo alicantino existente en El Altet (gestionado por la aerolínea francesa Lignes Aérienns Latécoère), a las 6:58 de la mañana para evitar el viento que el día anterior le había impedido el despegue. Narran los periódicos que se elevó majestuosamente hasta los 300 metros de altura, dando dos vueltas a la pista, y continuando su ascensión.

Fotografía ilustrativa. Vuelo de un avión modelo Bleriot XI en la década de 1910.

Garnier entró a la ciudad de Alicante (donde le esperaba gran público, entre los que estaban los Reyes de España) desde el sur, dedicándole un sobrevuelo al barrio de Benalúa, donde muchos pudieron ver desde sus calles esta prodigiosa máquina voladora.
Posteriormente, pasó sobre la estación de Madrid, alcanzando la altura máxima de 850 metros y continuando hacia el puerto, evolucionando hasta llegar al yate Giralda, donde viró rapidísimo en dirección al Campo de Tiro, donde aterrizó a las 7:20 horas.
Tras el aterrizaje, se le obsequió con un espléndido banquete junto a las autoridades, la comisión de aviación y personalidades del momento.

Reseña del vuelo de Garnier en el Diario La Vanguardia.

Leonce Garnier fue un pionero de la aviación en España, y sus demostraciones contribuyeron a acercar mucho la aviación a la población. Su trabajo como difusor de la aviación se cristalizó en el impulso de la creación de la primera escuela de aviación civil en Vitoria en los años 20.

Ese día, Benalúa soñó por primera vez con subir a un avión.


Fuentes:
Diario La Vanguardia
Historia de la aviación
Proyecto Bleriot XI
El aeródromo de Rabassa (Alicante Vivo)

Enviar este artículo por email Etiquetas: ,
Volver arriba