Próxima salida desde Estación de Benalúa con retraso indefinido

viernes, 18 de julio de 2008
Publicado porUnknown

La Estación de Benalúa no será restaurada en los próximos seis meses, y probablemente, en al menos un año. Continúan los trabajos de limpieza y desescombro, pero su estado deplorable no cambiará hasta que no se redacte un proyecto (para el que no hay ninguna prisa porque no parece interesar a nadie en la administración). Esta situación, sumada a que ahora que no hay elecciones por medio y no interesa seguir encandilando alicantinos está llevando a una situación de incertidumbre sobre el futuro de la Casa del Mediterráneo, lo que provocará, sin duda, una demora aún más grande. En el caso de que la Casa del Mediterráneo finalmente se ubique aquí, habrá que reconcebir el proyecto de modo global, y en el caso de que finalmente no se instale en Alicante, pasará lo mismo.

Es decir, este edificio tiene todas las papeletas para que se convierta en el siguiente de la lista de tesoros alicantinos que han desaparecido por culpa de la desidia y el olvido. El proyecto se retrasará casi con toda seguridad varios años, y con él, la regeneración de la primera línea del acceso sur de Alicante.

Lamentable. Predecible. Decepcionante. Triste. Vergonzosa... hay demasiadas palabras para definir esta situación.

A continuación, os ponemos un resumen de prensa con las últimas noticias publicadas acerca de la estación y la Casa del Mediterráneo, mostrando la indefinición que existe ahora, y aunque parece que se ha impulsado la creación de la institución, con ella ha arrancado un nuevo debate sobre su sede, prometida por el presidente Zapatero para Alicante.

Adif replica a Llorens que es imposible empezar a restaurar la Estación de Murcia en seis meses.
La sociedad estatal Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), titular de la Estación de Murcia, ha remitido al Ayuntamiento un recurso de reposición en el que expresa la imposibilidad legal de empezar la rehabilitación de la citada Estación en los seis meses de plazo que establece el decreto del edil Andrés Llorens. En su escrito, la entidad ferroviaria califica de "contrario a derecho" dicho decreto y anuncia su intención de acudir a los tribunales si no es anulado.
El escrito de Adif, suscrito por el delegado de Patrimonio y Urbanismo de la Comunidad Valenciana, José Carlos Domínguez, es la réplica al decreto municipal del 23 de mayo pasado, en el que Llorens le concedía diez días para sanear la Estación de Murcia y seis meses para empezar a rehabilitarla.
Con respecto a la orden de limpiar y sanear el inmueble, Adif responde que dichas exigencias "deben considerarse cumplimentadas, resultando incluso que algunas de ellas, como el saneamiento de elementos con riesgo de caída, el retapiado y la limpieza, se iniciaron en fecha anterior" a un primer decreto de Alcaldía, del 10 de abril de este año, en el que se le ordenaba a Adif estas medidas. A este respecto hay que señalar que el 10 de abril, el mismo día del decreto y sin que éste por tanto se le hubiera aún notificado, personal de Adif comenzó a limpiar el edificio tal como publicaba este periódico al día siguiente con imágenes de los trabajos.
En cuanto al plazo de seis meses para iniciar la restauración de la Estación, el escrito de Adif responde que "resulta de imposible cumplimiento", al recalcar que "el inicio de las obras requiere un proyecto previo", y que la redacción del mismo y la adjudicación de las obras "han de someterse por imperativo legal a los correspondientes concursos, con el cumplimiento de los correspondientes plazos legales dada la condición de entidad pública empresarial de Adif".
En relación al deterioro y degradación del entorno de la Estación, Adif insiste en echar la culpa al Ayuntamiento por no haber ejecutado el Plan Especial del Puerto y rechaza las declaraciones de Andrés Llorens, del pasado 26 de mayo, en las que indicaba que es la Autoridad Portuaria quien debe desarrollar este plan. Al respecto, Adif señala que esta responsabilidad del Puerto "ha de considerarse de dudosa legalidad desde el momento que el ámbito de la Operación Intregrada número 3 es mayor que el de los suelos estrictamente portuarios, por lo que debe entenderse que las competencias corresponden al Ayuntamiento".
A este respecto la entidad ferroviaria subraya que el Plan Especial del Puerto tendría que haberse ejecutado en seis años, "periodo que se ha incumplido flagrantemente", y exime de toda responsabilidad a Adif por ser propietaria de sólo el 11 por ciento de toda al zona.
Adif añade en este punto que "a la Autoridad Portuaria le vienen asignadas las competencias por la Ley de Puertos del Estado, para los desarrollos urbanísticos de los suelos afectos a la actividad portuaria, pero dichas competencias no pueden extenderse a terceros incluidos en el ámbito de actuación".
El recurso de Adif concluye solicitando que se anule el decreto municipal y advierte que en caso contrario recurrirá al contencioso-administrativo ante los tribunales.

Fomento quiere ahora compartir el coste de la reforma de la Estación de Murcia
El convenio de la futura Casa del Mediterráneo prevé que la rehabilitación de su sede la asuma el Gobierno central pero Adif pretende implicar al Consell y al Ayuntamiento.

En plena polémica por la decisión del Gobierno de apostar por Barcelona como sede de la nueva Unión por el Mediterráneo (UPM), el Ejecutivo central apremió ayer a la Generalitat a cumplir sus compromisos para impulsar la constitución de la Casa del Mediterráneo en Alicante, a ser posible este mismo mes de julio. Mientras la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, exigía al Gobierno valenciano "lealtad" institucional con España y Barcelona, el Consell volvía a hablar de "marginación" de la Comunidad y achacaba al propio Ejecutivo central el retraso en la puesta en marcha de la Casa del Mediterráneo en la capital alicantina: si el convenio y el borrador de los estatutos de este proyecto contemplan que el coste de la rehabilitación de su futura sede -la antigua Estación de Murcia- lo asumirá íntegramente el Ministerio de Fomento, el contrato de cesión ahora elaborado por el citado ministerio a través de su ente gestor de infraestructuras ferroviarias (Adif) estipula que la reforma deben sufragarla todos los integrantes del consorcio, es decir, la Administración central, la autonómica y los ayuntamientos de Alicante, Benidorm y Xàbia.
Fuentes de la Generalitat atribuyeron ayer a esta "contradicción" en el seno del Gobierno -entre el Ministerio de Asuntos Exteriores y Adif- el retraso en la constitución del consorcio que debe impulsar este proyecto para el diálogo y la cooperación entre España y los países ribereños del sur del Mediterráneo. "El Ejecutivo no puede meter prisa a la Generalitat cuando Exteriores aún no ha finalizado sus propios trámites", explicaron las mismas fuentes, que, no obstante, recalcaron su "total predisposición a colaborar con el Gobierno para cerrar cuanto antes el proceso en la misma buena dinámica de negociación mantenida hasta ahora".
Exteriores anunció ayer que la Casa del Mediterráneo se constituirá este mes con un presupuesto anual de cuatro millones de euros y que la fecha sólo está a expensas de la decisión de la Generalitat, toda vez que el jefe de la diplomacia española, Miguel Ángel Moratinos, envió el pasado 13 de junio una carta al presidente Camps en la que solicitaba que el acto de constitución tuviera lugar en el presente mes de julio. Sin embargo, la discrepancia entre Adif y Exteriores sobre la financiación de la reforma de la Estación de Murcia han impedido al Consell ultimar el informe final del Área de Intervención Económica, una vez que ya está concluido el de la asesoría jurídica de la Generalitat. En la última instancia autonómica, los Estatutos definitivos de la Casa del Mediterráneo debe aprobarlos el pleno del Consell. Con estos trámites pendientes, parece poco probable que la fecha de julio pueda llegar a buen puerto.
Y si el Consell pone reparos a la solución económica de la antigua Estación de Murcia, el Gobierno se empleó ayer a fondo para tratar de zanjar la controversia suscitada por la propuesta de Barcelona como sede de la Unión por el Mediterráneo. Fernández de la Vega destacó en Valencia la "conveniencia" de que la Generalitat "sea leal con Barcelona y con España" y respalde que la ciudad condal opte a albergar la sede de la entidad nacida el pasado fin de semana de la cumbre de París.
Tras precisar que la Unión para el Mediterráneo y la Casa del Mediterráneo son dos proyectos distintos y compatibles, la vicepresidenta aseveró que mezclarlos "es un disparate". Fernández de la Vega recordó que Barcelona lleva "trece años liderando" la primera de estas iniciativas y apeló a la "responsabilidad de las instituciones públicas" para que se respete la labor realizada desde este territorio. "No hacemos un favor al liderazgo de España potenciando polémicas", agregó la vicepresidenta, que aseguró que el Gobierno está "al cien por cien" comprometido con que la Casa del Mediterráneo prevista en Alicante.
Por su lado, el vicepresidente del Consell, Vicente Rambla, volvió a protestar ayer por la "marginación" del Gobierno hacia la Comunidad en la proyección internacional de ésta por no plantear a Alicante como sede de la UPM. Para Rambla, las palabras de De la Vega "son excusas de mal pagador, para esconder que nunca se tiene en cuenta a la Comunidad Valenciana para ninguna propuesta".

Cataluña ofrece el Palau de Pedralbes para sede de la UPM

La Generalitat de Cataluña ha ofrecido el Palau de Pedralbes para acoger la sede de la candidatura de Barcelona a la secretaría general permanente de la Unión por el Mediterráneo. La delegada del Gobierno catalán ante la Unión Europea, Ana Terrón, opinó que Barcelona tiene las "virtudes ideales" para ser la sede de la secretaría general, como son su "historia, calidad, capacidades y facilidades". "Es imprescindible fomentar el equilibrio entre el norte y el sur del Mediterráneo, y, por ello, hay que reforzar la presencia de los países del sur", subrayó Terrón, que anunció la publicación del dossier de la candidatura de Barcelona, editado inicialmente en francés.

El PP votó en el Congreso que la Unión del Mediterráneo vaya a Barcelona.
El diputado popular en la comisión de Exteriores, Francesc Ricomá, aprobó el 11 de junio la proposición de CiU porque "es de sentido común".

Los mismos argumentos que la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, utilizaron para defender anteayer que Barcelona ha de albergar la sede de la Secretaría General de la Unión para el Mediterráneo los usó un mes antes -el 11 de junio- el diputado del PP en la comisión de Exteriores del Congreso, Francesc Ricomà de Castellarnau, en la explicación del sí de su grupo a que ese foro ribereño se ubique en la Ciudad Condal. Fue un sí "claro y contundente" a una proposición no de ley del grupo catalán, que salió por unanimidad. Una posición que contrasta notablemente con la reivindicación de Alicante como sede, petición formulada por el vicepresidente del Consell Vicente Rambla, y por el secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa.
Los populares valencianos y la Generalitat han querido poner al Ejecutivo central en un brete con una reclamación que va más allá de la decisión de que Alicante albergue la Casa del Mediterráneo, que fue una promesa electoral de Zapatero y cuyo cumplimiento está, según De la Vega, garantizado "al cien por cien".
Los populares del Congreso defendieron la candidatura de Barcelona porque es una cuestión "de sentido común y tiene toda la lógica". Y la tiene, según el PP, por las mismas razones que ofreció De la Vega en Valencia. "Precisamente Barcelona la vio nacer", comentó Ricomà en su intervención del 11 de junio, tras recordar que esta iniciativa multilateral de medio centenar de países ribereños empezó a gestarse en la "Conferencia de ministros de Asuntos Exteriores del año 1995", donde la ciudad condal adquirió "protagonismo". La primera Cumbre Euromediterránea se celebró en 2005 a raíz precisamente de aquel primer encuentro.
El PP defendió el acierto de la ubicación en la capital catalana porque es "una gran capital mediterránea, que dibuja el perfil de todos aquellos valores que van intrínsecos en la filosofía que tiene que impregnar esta relación euromediterránea".
Además, los populares apuntaron que ubicar la sede en Barcelona "es una nueva oportunidad para España de recuperar el liderazgo y el protagonismo que adquirió en el año 1995". En la misma línea que Jordi Xuclà (CiU), Josu Erkoreka (PNV) y Jordi Pedret (PSC), Ricomà defendió las ventajas de "institucionalizar el diálogo, la cooperación y la colaboración en la zona euromediterránea". "Es más que justificada la necesidad de articular esta colaboración", explicó en su discurso. Criticó la política de Zapatero en este punto de las relaciones exteriores y abogó por el protagonismo de España en este ámbito geoestratégico.

"Quieren que los alicantinos paguen las promesas de Zapatero"

El portavoz municipal del PP, Andrés Llorens, manifestó ayer que "el Gobierno central y el Ministerio de Asuntos Exteriores habían dicho que lo costeaban todo e incluso Leire Pajín se lo confirmó al alcalde". También dijo que la decisión del Gobierno de designar a Barcelona como sede de la Unión por el Mediterráneo, "es un jarro de agua fría y vacía de contenido a la Casa del Mediterráneo". Llorens añadió que "Adif se niega a rehabilitar la Estación de Murcia y es el colmo que se quiera que lo pague el Ayuntamiento. Es un ejemplo más de la intención de Zapatero con Alicante, y es que aunque la Comunidad Valenciana es de las que más aporta al Estado, la inversión aquí del Gobierno central es nula". "Lo que pretenden es que que los alicantinos paguemos las promesas electorales de Zapatero", apostilló Llorens.

Exteriores anuncia que este mes se constituirá la Casa del Mediterráneo.
El Ministerio dice que espera una respuesta de la Generalitat para firmar los estatutos después de la polémica con la propuesta de Barcelona.

Dos días después de que la Generalitat Valenciana pusiera el grito en el cielo por la propuesta del Gobierno de que Barcelona sea la sede de la Unión para el Mediterráneo en lugar de Alicante, y de que el Ayuntamiento denunciase la «oportunidad perdida para dotar de contenido real» a la Casa del Mediterráneo, el Ministerio de Asuntos Exteriores hizo oficial ayer, a través de un comunicado, que el organismo anunciado por Zapatero para la Estación de Murcia se constituirá este mes.

Fuentes del departamento que dirige Miguel Ángel Moratinos explicaron ayer en un comunicado oficial que el ministro se dirigió al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, el pasado 13 de junio para que este acto tuviera lugar en julio, añade el comunicado. Desde ese día, añaden, están pendiente de que la Generalitat proponga una fecha para la firma de la constitución de la Casa con todas las administraciones implicadas.

El comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores también quiere explicar la polémica surgida a raíz de la candidatura de Barcelona: «La Casa del Mediterráneo es un proyecto nacional, que está al margen del llamado Proceso de Barcelona: Unión por el Mediterráneo», indican desde el departamento de Moratinos, en consonancia con lo que el lunes apuntaban desde el grupo municipal socialista.

Sin embargo, la Casa del Mediterráneo, concebida como «una casa con las ventanas abiertas a las diferentes tradiciones de las culturas y pueblos mediterráneos, con sus matices diferentes, sus grandezas y contradicciones» según el Ministerio, no deja de crear controversia, polémica y enfrentamientos. Así, el vicepresidente del Consell Vicente Rambla denunció ayer que el Gobierno central «margina a la Comunidad Valenciana en su proyección internacional y no tiene en cuenta el trabajo desde la autonomía para colocar al territorio valenciano en el centro del Mediterráneo».

Respecto a las diferencias entre los proyectos de la Casa del Mediterráneo y la Unión para el Mediterráneo, a Rambla le parecen «excusas de mal pagador para esconder que nunca se tiene en cuenta a la Comunidad Valenciana para ninguna propuesta».

En un tono similar se pronunció ayer el portavoz del equipo de gobierno municipal, Andrés Llorens, cuando se le preguntó por la Casa del Mediterráneo: «Está bien que se hayan dado argumentos a nuestra indignación cuando se ha recuperado este proyecto después del grave error de dejar fuera a la ciudad de Alicante en la Unión para el Mediterráneo», dijo ayer en rueda de Prensa.

Llorens todavía se mostró optimista en que «el Gobierno esté a tiempo de reconsiderar su posición, y proponer a Alicante como sede la Unión para el Mediterráneo».

Por el momento, lo único que está en marcha es la Casa del Mediterráneo, anunciada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante la última campaña electoral municipal. Tras unos meses de incertidumbre, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se reunió en la Subdelegación del Gobierno en febrero de este año, a poco más de un mes de los comicios generales, para dar a conocer los estatutos de la Casa del Mediterráneo.

La futura Casa del Mediterráneo en Alicante tendrá un presupuesto anual de 4 millones de euros.
La futura Casa del Mediterráneo, que tendrá su sede principal en Alicante, dispondrá de un presupuesto anual de cuatro millones de euros, de los que el Gobierno aportará el 60 por ciento, informó hoy el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Coincidiendo con la cumbre de la Unión por el Mediterráneo el domingo en París, en la que España ofreció oficialmente Barcelona para acoger la sede del Secretariado de esta institución multilateral, el departamento que dirige Miguel Angel Moratinos quiso distinguir entre este proyecto y la Casa del Mediterráneo, que constituye una iniciativa "nacional".

La Casa del Mediterráneo, precisó el Ministerio en un comunicado, pertenecerá a la red de Casas ubicadas en diferentes ciudades del territorio español que, con la colaboración de los entes autonómicos y locales, tienen como función "aproximar a la ciudadanía española al conocimiento de otras realidades y participar en actividades de intercambio, cooperación y acción conjunta". En la actualidad, funcionan ya las Casas de América, Asia, Árabe, África y Sefarad-Israel.

El pasado 13 de junio Moratinos se dirigió al presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, para constituir definitivamente la Casa del Mediterráneo en el mes de julio. En la actualidad, "se está a la espera de que la Generalitat proponga una fecha para su firma con el resto de Administraciones implicadas, en este caso los ayuntamiento de Alicante y Jávea", según la misma nota.

El 20 por ciento del presupuesto de la Casa del Mediterráneo lo aportará la Generalitat Valenciana, otro diez por ciento el Ayuntamiento de Alicante y un 5 por ciento por el Ayuntamiento de Jávea y Benidorm respectivamente.

Después de recibir e incorporar todas las aportaciones de las administraciones implicadas ya están listos todos los documentos definitivos así como la cesión del Edificio de la Estación de Alicante-Benalua para instalar su sede principal.

Enviar este artículo por email Etiquetas: , ,
Volver arriba