Aprendiendo en Julio

jueves, 10 de julio de 2008

El Colegio de Benalúa ofrece este año unas divertidas clases durante las mañanas de Julio para los niños del barrio:

Queridos papás: Esta semana hemos aprendido muchas cosas y hemos jugado al pollito inglés, al pin pon y a un juego muy divertido que se llama "la manta de la maldición...".
La carta que una quincena de alumnos del colegio Benalúa han escrito a sus padres tras su primera semana de "escuela de verano" relata además que han conocido Europa gracias a Raimundo Trotamundos y que desde el lunes seguirán siendo exploradores del mundo y conocerán América.


Son alrededor de 140 euros al mes lo que pagan los padres para que sus hijos, de 3 hasta 8 años, pasen las mañanas de julio haciendo actividades lúdico-pedagógicas con una técnico de Magisterio en Infantil recién licenciada, Carolina Gomis, que se presenta a las oposiciones para conseguir su plaza de maestra, y otras dos voluntarias, Micaela Cortés y Aida Segura, quienes también quieren hacer Infantil y a las que les encantan los niños. Una hora entre todos ellos basta para percibir el frenético ritmo de actividades que conlleva una escuela de verano "cuando no tiene nada que ver con un aparca-niños", como sugiere Toñi Bañuls la presidenta del AMPA.

El triunfo de la selección española de fútbol en la Eurocopa ha motivado especialmente a los pequeños y Carolina ha aprovechado para enseñarles los monumentos, ciudades y animales más característicos de cada país. Pablo, el más pequeñito de todos, ha pintado un lobo "porque me gustan", dice. Tras dos horas de clase participativa a la que también acude un padre cada semana para contar experiencias personales en su país de origen -en el colegio conviven niños de una veintena de nacionalidades-, los escolares se trasladan al recinto de la asociación de vecinos "El Templete" donde explotan por todos lados: corren, persiguen hormigas y escarabajos por los árboles -David se ha empeñado en ver salir del tronco a un insecto tras verle entrar- y sobre todo piden agua, como si de una bañá a destiempo se tratara, al grito de "¡a por ellos, oé!".

Carolina les moja con una manguera -otro día montarán una piscina de plástico- y aprovecha para enseñarles el nombre de los mares y a jugar con las rayas del suelo como si se tratara de fronteras entre el agua y la tierra. Cuando trata de engañarles para comprobar su atención Sergio la pilla al vuelo: "Eso no entraba...". Velando por todos ellos, la presidenta de "El Templete", Modesta Tortosa, ofrece refrescos y Juan Bernabeu de "Movimiento por Benalúa" también colabora. La iniciativa, toda de los padres; el apoyo, de los vecinos; y el Ayuntamiento les da el permiso mientras ellos siguen a la espera de un colegio de ladrillo con el que olvidar unas prefabricadas que ya enfilan su noveno curso.

Enviar este artículo por email Etiquetas: ,

2 comentarios:

Juan José dijo...

Jueeeer...
Pobres crios.
Creo que los hacemos madurar antes de tiempo.
Si el curso ha ido bien, pienso que con un poco de repaso y descanso, debería bastar.
Saludos, benaluenses

eRNeS dijo...

Hoy en el diario Información:

Fidel Romero Salord
Felicitaciones
Quería felicitaros por el artículo publicado el domingo pasado por Victoria Bueno y Antonio Amorós sobre nuestra Escuela de Verano. Creo que habéis reflejado muy bien el ritmo frenético, la pasión educativa, el entusiasmo del grupo y el apoyo del barrio. Gracias.
Fidel Romero Salord
AMPA CEIP Benalúa

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba