El Eco Benaluense: buscando ejemplares

miércoles, 20 de febrero de 2008

Corría el año 1914, y más concretamente el 14 de agosto, cuando veía la luz el primer número del Eco Benaluense, semanario ilustrado cuyo cometido era la publicación de temas relacionados con literatura, deportes, espectáculos e información.
El propósito de quienes se lanzaron a la feliz tarea era el de crear una publicación
"verdaderamente independiente que prescindiendo por completo de todo ideal político, combata únicamente bajo la bandera de la verdad y defienda los intereses de Benalúa, de ese barrio tan simpático que debería ser siempre el preferido, no tan sólo por sus inmejorables condiciones, sino por ser el más sano"

Y en el mismo editorial del primer número, que estaba dirigido por Juan Ribes Morales, se decía más adelante:
"Nosotros haremos ver sus necesidades y pediremos para él lo que es de justicia. Sólo anhelamos difundir el amor al trabajo entre la gente joven y ofrecer las columnas de este periódico".
Según Gabriel Soler, "el periódico pretendía tener un talante liberal y progresista ajuzgar por los artículos aparecidos en los primeros número, en los que escribieron, entre otros, Ginés Alberola, Aurelia Ramos, José Climent, Ramón Soler, Alberto Blanco, Ernesto Ramos y Francisco Flores."

Poco o nada más sabemos de este semanario, desconocemos su formato, sus páginas, o cuándo dejó de publicarse. Su adquisición, hoy en día, es (cuanto menos) difícil, y no disponemos de ningún ejemplar para poder mostrar a todo el barrio y a la ciudad. Pero no es imposible, y por eso, desde este blog, os instamos a buscar y a investigar, porque entre todos seguro que podemos conocer a alguien o encontrar alguna biblioteca que disponga de algún número de ese misterioso (por desconocido) semanario que empezó a publicarse en 1914: El Eco Benaluense.

Fuente:
Benalúa, de la mano de Gabrel Soler Benítez (II), en "El Carrer", Diario Información, 5 de enero de 1986

Enviar este artículo por email Etiquetas:

2 comentarios:

eRNeS dijo...

Seguro que Gabriel Soler tiene algún número!!

Rubén dijo...

Este tipo de cosas suelen aparecer de manera inesperada en carpetas, envolviendo objetos antiguos, entre hojas de libros...
hay que estar atento

esto me recuerda a que Alfonso, el profesor del CP Benalúa, me dijo que en una reforma del colegio antiguo, al tirar un tabique apareció una papeleta republicana que alguien había metido ahí o se le habría caído durante su construcción.

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba