La clínica Carbonell

domingo, 27 de enero de 2008

La ciudad de Alicante, en lo que a la asistencia sanitaria se refiere, al inicio de los años en los que contemplamos la concepción de la misma, se basaba en la beneficencia. Los poderes públicos sólo se sentían implicados cuando la pobreza o el desvalimiento impedía a cada uno buscar una solución a sus problemas de salud. Por ello, en el último cuarto del siglo XIX, Alicante contaba con un Hospital Provincial en la Plaza de Santa Teresa, construido en 1853, porque la legislación vigente asignaba un hospital de beneficencia a cada capital de provincia. También Alicante disponía de un hospital castrense, el Hospital del Rey. Pero con la construcción del Nuevo Hospital Provincial (1924) se clausuraron ambos hospitales. Vale la pena resaltar la puesta en marcha en 1883 de la Casa de Socorro para heridos y accidentados, y en 1925 "La Gota de Leche".

Precisamente al final de la década de los 20, en 1928, surgió la primera clínica pionera en los establecimientos sanitarios privados de la ciudad, una clínica privada ubicada en un chalé de la calle Foglietti, la clínica del doctor Carbonell.


Fachada principal, jardín y acceso en Foglietti a la clínica del doctor Carbonell.
(Imagen BGM)


Dice el libro del Centenario:


Conste en acta que la clínica del doctor Carbonell estuvo como primera providencia en Foglietti, a dos pasos de la mansión de Prytz.

Eso quiere decir que lo que vemos al fondo de la imagen es el chalé de Prytz, puesto que la clínica ocupó el lugar donde, posteriormente (tras la guerra civil), se instalaron las Teresianas. Así dice el artículo de Emilio Chipont, "Personajes de entonces: K-Hito", en la rev. de la Hoguera, 1984:

"[...] el ilustre médico don Carlos Carbonell Mora, que por cierto fundó un sanatorio en la calle Foglietti, donde después de nuestra guerra civil, se asentaron las dependencias de un colegio de Teresianas. "



El ya famoso plano de 1931 que nos envió Alfredo Campello. Los tres primeros chalés de Fogletti son las Teresianas (2 y 4) y la mansión Prytz (6). En el número 4 se situaba la clínica Carbonell.

La clínica Carbonell se estableció en el barrio de Benalúa, por aquel entonces barrio periférico, para huir de las aglomeraciones del centro y poder tratar a sus pacientes con todo lujo de calidades en un barrio residencial ya asentado, y poner en funcionamiento los conocimientos del doctor Carlos Carbonell sobre la cirugía puntera de la época.


Interior de un quirófano de la clínica Carbonell. Como se puede comprobar, el doctor quiso dotar a su establecimiento con el material quirúrgico más adecuado disponible en la época. (Imagen BGM)


Interior de la clínica. Posible sala de espera. Fijaos en la decoración geométricofloral y los mosaicos de la pared. La estancia se decoraba con plantas, macetas y jarrones.
Hay un cartel de "prohibido escupir" pero en el suelo parece encontrarse una escupitera.
(Imagen BGM)

En opinión de su director, la clínica "es el sanatorio unipersonal donde se han plasmado las ideas del cirujano que lo fundó, [...] donde todo colabora al éxito de la intervención porque, éxito o fracaso van ligados a un solo nombre [...]"

El Sanatorio Carbonell
Recordamos que fue con el recientemente desaparecido amigo, investigador y médico, Rafael Martínez San Pedro, en un paseo compartido por la Playa de san Juan, hace algo más de un mes, con quien hablamos del eminente cirujano Carlos Carbonell. En memoria, pues, del también eminente y entrañable ginecólogo y profesor de nuestra Universidad, dejamos aquí sumariamente expuestos los progresos que el doctor Carbonell incorporó a las intervenciones quirúrgicas, en nuestra ciudad, a través del sanatorio que, bajo su dirección, instaló, en 1928, en la calle de Foglietti, y que tan merecidas felicitaciones recibió por parte de nuestros conciudadanos y de los medios de comunicación de aquel tiempo, aún tan próximo.

En nuestro examen cotidiano de fuentes documentales y periodísticas, encontramos un extenso artículo que firma F. de E., sin duda, Florentino de Elizaicin, en «El Correo», diario político y de noticias de la tarde que dirigía precisamente el mencionado hombre público. En dicho artículo, su autor cita a algunos alicantinos de prestigio como Carlos Navarro Rodrigo, ministro de Fomento y tantas otras cosas de las que hace poco aquí hemos dejado constancia; como el diputado a Cortes y antropólogo Manuel Antón Ferrándiz; como el notable catedrático Rafael Altamira.
«Le faltaba a nuestra terreta tener un médico cirujano, con prestigio profesional que traspasara los límites de esta provincia, y esa figura de relieve muy grande, encarnada está en un joven de tanta valía como lo es don Carlos Carbonell».

Aquel establecimiento sanitario, de acuerdo con todos nuestros datos, estaba ubicado en un chalet, con jardín, galería encristalada y calefacción, habitaciones confortables y condiciones higiénicas adecuadas a sus pretensiones. Disponía de dos quirófanos, de «dos salas de operaciones: aséptica y séptica», dotadas, en cada caso, con modernas mesas de intervenciones y con un instrumental de calidad que se esterilizaba, en una sala con acceso a ambos quirófanos. Y disponía también de un aparato Roth Drager para la anestesia combinada de cloroformo o éter y oxígeno. «Con el empleo del Roth Drager el paciente llega a la completa anestesia, sin sentir la menor sofocación, sin la menor molestia». Además, el Sanatorio Carbonell estaba dotado asimismo de un laboratorio, en el que, según los medios informativos, había material apropiado, para toda clase de investigaciones. Con tal centro sanitario, nuestra ciudad se pertrechaba «con una riqueza de medios no superada en ninguno de igual índole», en lo referente a la cirugía más avanzada de aquella época.
Artículo de E. Cerdán Tato en "La Gatera", 5 de enero de 1996

Personal de la Clínica Carbonell en época de pleno funcionamiento
(Imagen BGM)

Enviar este artículo por email Etiquetas: , , ,

16 comentarios:

eRNeS dijo...

Puede que no la haya ubicado bien, sólo tenemos la fotografía de la fachada y el comentario de Martínez-Mena: a dos pasos del chalé de los Prytz. Pero parece encajar bastante bien.

Rubén dijo...

Fantásticoooo!!! me encantaaaa!! qué fuerte y qué fantasmagórico!! jajajaja!!! un hallazgo de órdago ernes!
parece que últimamente hayamos destapado la caja de pandora!

Rubén dijo...

lo de detrás podría ser tanto una cosa como la otra... parece estar muy cerca, por lo que podría ser un chalet contiguo, pero también tiene balcones volando (algo que normalmente no se hace en un chalet, sino en edificación alineada a línea de fachada).

Tenemos seguros que el número 6 era el de los Prytz y el 2 el de Gabriel Miró. Por tanto, quedan bailando 4 y 8. 8 en los planos es muy grande, por lo que podría encajar con tener un patio de colegio... en ese caso el 4 podría ser la clínica.

eRNeS dijo...

Espera, el 2 y el 4 son las Teresianas por lo menos con seguridad en 1940, año en que muere Prytz. Si el 4 es la clínica Carbonell estaría pegada al chalé de los Prytz, y eso nos dejaría el 2 para las Teresianas.
Yo creo que es la que hace esquina por la colocación de los balcones (y una puerta ¿la ves?) en la calle Alona. Yo apostaría que es el chalé que hace esquina.

Gabriel Miró regresa a Alicante en 1892, en la época del Senabrino, y a partir de 1920 se traslada a Madrid, donde muere en 1930. No creo que en su estancia coincidiera con la apertura de esta clínica.

eRNeS dijo...

Sabiendo ahora que la clínica se abre en 1928, es imposible que Miró la viera. Otra cosa es que su casa siguiera en pie desde 1914, año en el que se muda a Barcelona y luego de Barcelona a Madrid. Sigo votando por clínica Carbonell en el nº 8

Rubén dijo...

ok! entonces podríamos decir que la casa donde vivió gabriel miró, luego fue de las teresianas... eso podría encajar...

eRNeS dijo...

Sí, encaja perfectamente!!!!

Jesús dijo...

se ven dos tipos de construccion uno con balcon de balaustrada y el otro volado con forja... parece construccion lineal independiente en una calle.

lo que no ubico es esa esquina decorada con ladrillos vistos imitando sillares... no me cuadra

no parecen dos fachadas en esquina del mismo edificcio, pero...

de todas formas la clinica guapisima

Elkiko dijo...

Pues sí, la clínica muy bonita. Me recuerda el interior a otra consulta de un médico (no sé si existe aún) de la Calle San Vicente , junto a la calle Empecinado.
Una pregunta: Gabriel Miró vivió en dos sitios en Benalúa?. Porque tengo por ahí una foto que reza: vivienda de Gabriel Miró en la plaza de Benalúa. Y parece una casa normal no un chalet.

eRNeS dijo...

Creo que tienes razón, ElKiko, sólo estoy buscando el documento que me lo atestigüe. Siempre se ha dicho que el 2 era la casa de Gabriel Miró porque ahí hay una placa conmemorativa. Pero esa placa no dice que ahí viviera (nacer seguro que no, claro), es una placa-homenaje-aniversario de su muerte.
Yo también he leído que Miró vivió en otra casa, pero no sé en cuál, y lo peor, no recuerdo en qué libro está. Tengo que volver a analizarlo y os doy la respuesta en cuanto la tenga, pero todo apunta a tu teoría.

eRNeS dijo...

Y si tienes esa foto, no sé a qué viene mi parrafada jajajjajajaj pásanos esoooooooooo

eRNeS dijo...

Sí, Jesús, pero mira el plano de 1930 la cuarta casa. El edificio no haría exactamente esquina, está más adelante.

eRNeS dijo...

Pues tengo más datos para vosotros. En primer lugar, la casa de Gabriel Miró hacía esquina Foglietti-Navarro Rodrigo. Así que no puede ser Foglietti 2.

Y en segundo lugar, ya verificado, la clínica Carbonell se encuentra en el 2 o en el 4 de Foglietti, no en el 8. Es decir, tras la guerra civil, se instalan allí las Teresianas.

salomon dijo...

El sanatorio Carbonell de Alicante, en su día, se anunciaba a través de un folleto breve que dice:

SANATORIO CARBONELL
PARA EL TRATAMIENTO DE AFECCIONES QUIRÚRGICAS

FOGLIETTI, 4 (BENALÚA)
ALICANTE

varech dijo...

La de recuerdos que me estáis trayendo. Sóis geniales.
La fachada esa de los azulejos, era la entrada del colegio de las Teresianas, aunque yo la conocí sin ellos, pero es la misma, con sus ventanales y la escalinata. Más abajo empezaba la otra escalera que daba acceso a la calle.
Lo que se ve detrás es el chalé de Prytz, que estaba justo al lado.
El colegio ocupaba dos números de la calle: el 2 y el 4, al menos así se hacía constar en la correspondencia.
En esa entrada se ubicaba el recibidor, despachos privados, el comedor de las alumnas, el de las profesoras, y la cocina. Y siguiendo hacia atrás, un porche y un patio no muy grande, con servicios al fondo.
A la derecha de la foto, otro pasillo amplio (como el de la otra parte que daba al chalé de Prytz), comunicaba esta entrada con el patio antes mencionado,(digamos que vamos hacia el fondo de la finca) y desde la foto hacia la derecha, hay jardines y edificios de clases, junto con uno más alto en cuyos bajos se alojaba la capilla y que con varias plantas, ocupaban los dormitorios y dependencias privadas, además de otras clases.
Rodeando todo el conjunto, había jardines que coincidían con el extremo de la finca, y se llegaba así a otra plaza con edificios de clases, que comunicaba con la primera que he dicho que no era muy grande, y de ahí salía un pasillo hacia una zona muy grande de recreo, hacia el fondo de la finca, que llamábamos "Las Hectáreas".
Disculpad si no me explico demasiado bien, pero es que es algo lioso, después de tantos años.
Saludos

varech dijo...

Bueno, pues otra cosita más: la escalera donde está el personal médico posando, era la trasera de la foto de entrada al colegio, y pertenece al porche que he mencionado arriba. En lugar de con celosías, estaba protegido con una vallita baja de obra, y las puertas, corresponden al comedor de las alumnas.
Es un placer.

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba