Ciegsa anuncia para febrero el inicio del nuevo colegio

sábado, 19 de enero de 2008

Pese a estar ya totalmente desencantados y no creernos ningún tipo de noticias como éstas, por haber estado publicándose promesas de construcción inminente durante más de 8 años sin ningún tipo de credibilidad, los benaluenses nos sentimos inexplicablemente esperanzados cada vez que leemos algo como lo que hoy publica el Diario Información.

Y es que, esta vez, con todo el perímetro vallado, y las máquinas demoliendo naves industriales, parece que será la definitiva. Ojalá sea así, y que las obras sean realmente veloces (y de calidad, por supuesto) para que a partir del próximo curso los niños de Benalúa tengan un colegio digno.

Aquí va la noticia:

Ciegsa anuncia para febrero el inicio del nuevo colegio Benalúa
La primera fase del nuevo centro no afectará a la gasolinera de la parcela

El comienzo de las obras del nuevo colegio de Benalúa después de ocho años en aulas prefabricadas empieza a tener los días contados. Así al menos se desprende del escrito que ha remitido al Ayuntamiento la propia empresa constructora, que calcula "comenzar los trabajos en el plazo de quince días", es decir, en los primeros compases del próximo mes de febrero.
La adjudicataria de este nuevo centro escolar del que tanto el anterior director territorial, Luis Ramos, como la actual concejala de Educación, María del Carmen Román, han dicho que es como su "espina", señala textualmente en un comunicado con Registro de entrada en la Gerencia de Urbanismo de este jueves 17 de enero que "en el plazo de 15 días desde la recepción del documento... comenzaremos los trabajos, eximiéndonos de cualquier tipo de responsabilidad en caso de que se produjera cualquier tipo de incidente". Las cautelas de Hormigones Martínez responden a que la parcela donde se construirá el centro escolar debe estar libre de "instalaciones preexistentes". El obstáculo que se encontrarán en los 13.585 metros cuadrados del plan parcial Benalúa Sur destinado al colegio es una gasolinera que debe trasladarse, pero en el plano de ejecución de la obra aprobado por el departamento de proyectos de Ciegsa -constructora pública de los centros escolares- en octubre de 2006 figura que la primera fase del centro abarca cerca de 10.000 metros cuadrados y no está afectada por la zona que ocupa la gasolinera y que se prevé para una segunda fase con cerca de 4.000 metros cuadrados.
La adjudicación de la obra data del 22 de mayo del año pasado, cinco días antes de las elecciones municipales, por 5.335.220 euros y un plazo de 21 meses.

Quisiéramos apuntar también que todos debemos estar atentos a que no suceda ningún incidente que afecte a las chimeneas, un bien de relevancia local, patrimonio de la arqueología y la construcción industrial, que debe preservarse como hito del barrio y que no debería tolerarse que se incluyera dentro de esa renuncia de responsabilidades sobre las construcciones preexistentes de la empresa constructora.

Enviar este artículo por email Etiquetas: , ,

2 comentarios:

eRNeS dijo...

Bueno pero es que lo mejor es que Alperi ha dicho que en todo caso, pondrá barracones en el nuevo colegio hasta que se construya definitivamente.
¿Hay alguna noticia peor?

Rubén dijo...

sólo se me ocurre una: Alperus Ibericus de director del colegio

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba