Recuerdos del Colegio (I)

martes, 2 de octubre de 2007

Nuestro amable lector, Diego Guill Fuster nos ha escaneado y enviado estas fotografías que tenía guardadas del Colegio de Benalúa antes de su demolición.
Ésta es la prueba tangible de que todo el barrio, que había convivido durante décadas con esta institución, sintió que perdía un eslabón de su historia con esta irresponsable decisión.

La vista del patio. Al fondo se aprecia la vivienda del conserje, que es el único elemento que sobrevive hoy en día del edificio original.

Se observa el estilo racionalista y moderno del edificio, su modulación en fachada, los ventanales corridos verticales para la iluminación y ventilación de la caja de escaleras...

El propio Diego tuvo la suerte de estudiar en esas aulas y observa cómo hoy se da esta intolerable situación. Nos recuerda a "un equipo humano excelente del que guardo un recuerdo muy grato. Doña Dorita, la "dire" Mari Carmen, Don Alfonso, Doña Isabel, Don Antonio, Don Arturo..."
Alguien observa cómo las máquinas se van llevando el Colegio convertido en escombros.

Padres, amigos y vecinos se juntan en la puerta para ver el colegio por última vez y despedirse de unas instalaciones dignas. No sospecharían cuánto tiempo duraría aquella situación... y cómo se encontrarían 8 cursos después...

También nos cuenta que "tardaron unos 3 días en echarlo abajo, empezaron por el volumen del centro del edificio, donde estaban las escaleras principales y la cristalera que daba hacia el patio. Una noche, tras bajar la basura, me acerqué al colegio y no pude evitar saltar la valla y asomarme dentro. La parte central estaba ya derruida pero la puerta del comedor estaba abierta. Puede que fuera peligroso pero sentí una gran necesidad de asomarme dentro por última vez. La imagen del pasillo de la planta baja lleno de polvo y piedras, las clases y el comedor totalmente vacíos iluminados por la luz de las farolas de la calle, o los escombros acumulándose donde antes estaba el despachillo de Amada... Son imágenes que nunca se me borrarán de la cabeza."

Desde el Blog de Benalúa te agradecemos enormemente tu aportación, y esperamos que lleguen muchas más en el futuro de todos aquellos que quieran compartir con nosotros fotografías, anécdotas, historias y recuerdos del barrio. Muchas gracias!

Enviar este artículo por email Etiquetas: ,

3 comentarios:

Rubén dijo...

Aparte de por la intolerable situación que se vive en el centro, cuando me he parado a ver estas fotos, me ha dolido (si cabe) mucho más la pérdida de este edificio.
Su planteamiento racional, su lenguaje tan afinado, libre del innecesario ornamento, entregando la belleza a la claridad y la racionalidad de la arquitectura...

Pensad que en los mismos años se construía la Diputación. Y dejad atrás la primera impresión tras compararlos (uno es un edificio con voluntad representativa, con mucho más presupuesto... y el otro un modesto colegio). Pensad en el lenguaje y la expresión del edificio. En aquél tiempo, Miguel López ya pudo desprenderse del peso del pasado (la Diputación repite un estilo ya desfasado y anticuado, tratando de hacer un falso antiguo al estilo clásico en plena modernidad: aunque nos guste verla, es un planteamiento que nació sin voluntad de ofrecer nada nuevo, como si hoy construyéramos un templo griego. Sería bonito, pero...).
El Colegio de Benalúa era un edificio que apostaba por lo nuevo, las nuevas ideas, los mejores planteamientos arquitectónicos... fue la arquitectura de vanguardia del momento. Y si lo véis, no se separa demasiado de la arquitectura de 80 años después, con lo que podemos intuir que, al menos, era realmente moderno.

Menudo referente se perdió...
otro más...

eRNeS dijo...

El testimonio de Diego es la necesidad de alguien que vuelve a sus orígenes, no me cansaré de decirlo. No se puede destruir la ilusión de un colectivo estudiantil y social para sustuirlo por una mentira. Por una mentira de más de OCHO AÑOS.
Muchas gracias, Diego.

Juan José dijo...

Vaya pedazo fotos....
¡Son magníficas!
Desconozco quien os la ha pasado, pero no tienen desperdicio y son un documento muy valioso

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba