Historia de la Foguera de Benalúa: de 1951 a 1954

miércoles, 29 de agosto de 2007

En el año 1951 tampoco se pudo plantar la hoguera, pero en 1952, en homenaje a las Bodas de Plata, regresó por la puerta grande compitiendo con 23 distritos más, logrando el Primer Premio de Categoría Especial y la Dama de la Bellea del Foc (Carmen Santana Alenda).
El nuevo presidente, Adalmiro Sempere Mora, apostó de nuevo por el joven artista alicantino Jaime Giner, y le encargó la construcción de un monumento en Categoría Especial, que fue titulado "Somos así".
Ese año, según testimonios de los más viejos del lugar, fue el de mayor asistencia de visitantes para contemplar la hoguera, plantada en la placeta como era tradición.
En el barrio resurgió el interés por la fiesta, con unos vecinos animados por la euforia de los últimos éxitos, y las felicitaciones se sucedieron durante los días de nuestra "semana grande", con varias visitas de la Comisión Gestora al barrio.
Por cierto, ¡¡este año Palma de Mallorca plantó una hoguera en la Explanada!!

Portada del llibret conmemorativo de las Bodas de Plata.

La hoguera Somos Así de 1952.

La Belleza Carmen Santana Alenda (Dama del Foc).

Comisión de la hoguera de 1952.

La Calle Alberola adornada, que se llevó el Primer Premio de la Categoría Especial.

En el 1953, después del extraordinario año anterior, vino un nuevo presidente a la Comisión Gestora, tomando el cargo Carlos Torres Stivi, un valenciano que supo integrarse en nuestra ciudad con mucho entusiasmo y generosidad, que llegó a ser directivo del Hércules, fundador de la barraca "Racó de Festa" y del Centre Recreatiu Catalá.
La hoguera Benalúa incorporó un nuevo presidente: el vecino Antonio Mena García, íntimo amigo de otro ex presidente: Emilio García Romero.
La popular hoguera de Benalúa se había impregnado de un aire de popularidad similar al que hoy posee la de Carolinas Altas, y siempre estuvo en el punto de mira del resto de las comisiones de distrito, porque su trayectoria así lo merecía.
La Belleza fue la señorita Finita Reig Vilaplana, y no se produjo ninguna duda para designar al artista constructor, ya que la totalidad de los miembros de la Comisión se decantó por el conocido Jaime Giner Palacios, que eligió el título de "La Lotería" para el monumento, que desgraciadamente, no obtuvo ningún premio.

Portada del llibret de 1953.

La hoguera La Lotería de 1953.

La Belleza Finita Reig Vilaplana y las Damas Marujita Bueno e Isabelita Madrazo.

En 1954, el nombre de Benalúa volvía a sonar con fuerza. Su belleza, la señorita Pepita Ortuño Cáceres, contó con seis Damas de Honor y otros seis muchachos más, y además, fue nombrada Dama de Honor de la Bellea del Foc, en el transcurso del festival que con el título de "Galas de labradora" se celebró el 6 de Junio en el Monumental Salón Moderno.
Ese año se plantaron 24 monumentos, siendo presidente de la Comisión Gestora José Romeu Zarandieta.
En la hoguera de Benalúa, el presidente volvía a ser Adalmiro Sempere Mora, y entre sus proyectos, figuraba el de continuar contando con los servicios del recurrido Jaime Giner, a quien le encomendó la realización del monumento "Los siete pecados capitales", que no se llevó ningún galardón del jurado, pero que sí fue favorecido por la Cámara de Comercio.
A pesar de esto, el tramo sur de la Calle Guardiola consiguió el Primer Premio de adornos de calles, y durante este año, los vecinos y los visitantes tuvieron muchos motivos de diversión, puesto que la orquesta animó el ambiente desde lo alto de nuestro desaparecido templete, respondiendo a las peticiones del repertorio que le pedían los vecinos.

Llibret de la hoguera de 1954.

La hoguera de 1954 "Los siete pecados capitales".

La Belleza Pepita Ortuño Cárceles (Dama del Foc) y de sus Damas Carmen Sangar Moral y Remedios Congost Pastor en 1954.

La calle Arquitecto Guardiola adornada en 1954, ganadora del concurso.


Extraído del texto de Alfredo Aracil publicado en el Llibret conmemorativo del 75 aniversario de la Hoguera de Benalúa

Enviar este artículo por email Etiquetas:

1 comentarios:

Rubén dijo...

Ojalá que estas imágenes os evoquen lo que a mí me han despertado: la gente en la placeta visitando la hoguera, el ambiente "familiar" del barrio...
son realmente bonitas.

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba