El nuevo edificio multiusos de Benalúa

miércoles, 1 de agosto de 2007

En los últimos años, la Generalitat está iniciando una nueva política de gestión del suelo público para aprovecharlo al máximo, y poder ofrecer dotaciones al mismo tiempo que destina parte del suelo a la creación de vivienda protegida.
En Alicante, hay tres proyectos en marcha: en la Plaza de América (con las obras muy avanzadas), en la antigua Lonja del Mercado y en Benalúa (en el solar del antiguo Reformatorio donde hoy sobrevive el ficus).
El proyecto para nuestro barrio está firmado por el prestigioso estudio de arquitectos de Sol Madridejos y Juan Carlos Sancho (autores también de la ampliación del Museo de la Asegurada) y tiene un presupuesto de 11.547.334€ y un plazo de 24 meses de ejecución.
Consiste en una iniciativa que busca revitalizar el barrio, y crear conexiones sociales que favorezcan un tejido que hoy en día tiende a desaparecer: la unión de mayores y jóvenes.
El edificio consistirá en un sótano con 149 aparcamientos, un Centro de Dia para mayores, un Centro de Salud, y 45 viviendas "intergeneracionales": para mayores que viven solos o en pareja y jóvenes que buscan su primer piso.
El interés de estas viviendas reside en que existen lugares comunes para el encuentro y la estancia, que pueden favorecer situaciones de ayuda mútua e intercambio de actividades (por poner un ejemplo: un joven puede ayudar con las labores a una señora mayor que viva sola y ésta puede invitarle a comer...)
Realmente, es un proyecto de interés y un edificio que promete ser de muy buena calidad arquitectónica, algo que seguro revitalizará el barrio positivamente.
Sin embargo, el Ayuntamiento hace oídos sordos a la propuesta de modificación del edificio para salvar el Ficus y evitar su traslado (algo de lo que los arquitectos no son para nada responsables, ellos proyectan el mejor edificio en función de lo pedido).
Bastaria con crear una norma urbanística especial para un edificio singular, que permitiera romper en esa parte la alineación de la calle y generar un retranqueo suficiente en la zona del Ficus, para recolocar un jardín o un acceso que salvara el árbol, sus ramas y raíces, y evitar que el parking perforara bajo el mismo.
Se perderían metros cuadrados, pero seguro que el proyecto ganaría en calidad e interés.
De todos modos, independientemente de en qué acaba el culebrón del ficus, todos ganaremos con esta buena dotación (y esperemos que un edificio orientado a hacer mejor la vida de nuestros mayores no nos cueste la vida del habitante más longevo del barrio...).

Enviar este artículo por email Etiquetas: , , ,

1 comentarios:

eRNeS dijo...

Es lo mismo que te dije cuando me pasaste las imágenes. El proyecto es muy bueno (o a mí me lo parece), me parece perfecto para el barrio y creo que se integraría estupendamente en esa zona. Sin embargo, es necesario salvar el ficus, no podemos prescindir de él ni transplantarlo para que se muera.
Un abrazo!

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba