¿Y cómo va el colegio?

domingo, 16 de noviembre de 2008

El solar donde "pronto" se ubicará el Colegio Público Benalúa.
Imagen de Isabel Ramón para el diario Información.

Hoy en el diario Información, Victoria Bueno nos avisa de que doce colegios de la ciudad y ocho institutos -la mitad de los centros de Secundaria existentes- esperan desde hace años -en algunos casos hasta 10 y 15- obras bien de reforma o de construcción que están paralizadas por la dejadez municipal. En la mayoría el escollo se centra en el origen: la parcela, cuyos problemas se prolongan incluso hasta después de la adjudicación de la obra. La concejala de Educación ha remitido al Consejo Escolar Municipal una completa radiografía sobre el estado de los expedientes de los centros pendientes y, aunque agradecen la información, el contenido les resulta "desalentador".

Y no es para menos, ya que la situación del CEIP Benalúa se ha desbloqueado para volver a bloquearse esperando ser desbloqueada de nuevo. El desbloqueador que la desbloquee, buen desbloqueador será. Y así Victoria cuenta que tras ocho años en prefabricadas apenas se ha removido la tierra tras la concesión de la licencia de obras hace ya seis meses. Hay "problemas de urbanización", Ciegsa advierte de sus "reservas" sobre la viabilidad de la obra, interrumpida antes de empezar porque las líneas de tendido eléctrico impedían colocar las grúas. Resuelto aquello y mientras la AMPA espera que les reciba la alcaldesa, se ha optado por desplazar ligeramente la parcela para que "no afecte a la gasolinera" y "agilizar" la obra. Toda una ironía para este centro. Los padres se siente "presionados" porque este curso Educación trató de agrupar alumnos de varias edades en la misma prefabricada por el descenso de matrícula pero la edil insiste en que el centro se está haciendo con módulos de fábrica.

Sin Cole, sin Estación, sin Centro de Salud... ¿qué demonios? Y sin parada del TRAM en el Mercado de Benalúa, ni carril bici en Catedrático Soler y Aguilera, ni un nuevo parque en el solar que dejen los barracones, ni la rehabilitación de las viviendas tradicionales, ni una fachada que mire al mar. Promesas, promesas, PGOUs varios y fin de campaña en la placeta. Pero aquí nunca llega nada. Empiezo a pensar que Benalúa no es Alicante, o tal vez es más Alicante que ningún otro barrio.


Enviar este artículo por email Etiquetas:

3 comentarios:

Johnny dijo...

Benalúa Independiente y Tropical!!!

eRNeS dijo...

Johnny es un nacionalista benaluense! ¿un benaluista?

Johnny dijo...

Mmmm suena raro de las dos maneras.
Me quedo con Benaluense.

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba