A Benalúa (Romance)

lunes, 1 de septiembre de 2008

Dentro del Llibret de la Hoguera de Benalúa de 1958, hemos encontrado un curioso romance que satiriza las virtudes y desgracias del barrio, especialmente el barro que se formaba en las calles y en la placeta (como ya sabíamos al leer el Diario Información el 23 de mayo de 1961, cuando se publicaba la reseña llamada "La Jornada" que hablaba sobre unas necesarias mejoras en el Templete que se encontraba un tanto descuidado, y tanto el albero de la plaza como la desaparición de los grandes pinos, estaban provocando que este lugar perdiera su encanto inicial dentro de la ciudad). Alberto García Alcaraz compuso este romance en 1958:

Benalúa, Benalúa,
con tus calles bien trazadas
y tu fuente bien plantada
de gitanos manantial,
donde beben sus jumentos
llenándola de inmundicias
que, por decoro no mento
ya que ello es cosa fatal.

Con tu plaza recoleta,
con tu Club y tu Casino
y el barro -ese es tu sino-
que, al llover en la ciudad
hace su entrada triunfal,
no dejando ni un pedazo
por donde poder transitar,
si no llevas unos zancos.

Flores, Just y Guardiola,
¿quién de adoquines os viera?
Tiempo ha, que esto se espera
pudiéndolo así, festejar
y al fin, poder caminar
sin peligro y desazón
y sin dar un tropezón
y no nos lo cuentes más.

Tu placeta, sin jardines,
de fútbol, campo ella es
para todas las personas
que no tienen nada que hacer.
Allí glorias se forjaron
y otras más se forjarán
pero, por lo demás, amigo
"arremangat un camal".

Avenida de Aguilera,
Puente y barrera
de las obras turbulentas
que estancadas se quedaron.

Enaltece a la "terreta"
tu amor y sinceridad
y a la fiesta y tradición
tu cariño y tu lealtad.
Tus hogueras, en sazón,
tienen fama bien ganada
y tus calles adornadas
motivo de orgullo son.

Son rosas, son clavellinas,
tus mujeres sin igual,
tienen el aire y la gracia
de las sirenas del mar.
Por eso, en esta, mi rima
a ti, rindo yo homenaje
por tu figura divina,
por tu gracia, tu donaire,
por guapa... y alicantina.

Alberto García Alcaraz

Enviar este artículo por email Etiquetas: , ,

6 comentarios:

eRNeS dijo...

Fijaos que continuaba la nomenclatura (o por lo menos así aparece en el romance) Maestro Flores, nombre que puso el Ayuntamiento Republicano de 1931, en sesión de 12 de Junio.

No obstante, en el plano del distrito de 1958 aparece escrito Calle San Agatángelo.

Alfredo dijo...

Maestro Flores desapareció tras la guerra volviéndose a llamar San Agatángelo. Tengo un callejero de la posguerra en el que ya aparece así rotulada. Es sin duda un nombre a recuperar.

Curiosamente en el mismo plano se puede leer todavía debajo de la calle del 30 de marzo "Calle del Cerro de la República"

Qué cosas

Alfredo dijo...

Quizá la métrica del poema quedaba algo jodidilla si en vez de Flores ponía San Agatángelo...

eRNeS dijo...

Sí, le hubiera quedado algo cojo el octosílabo XD

Rubén dijo...

me ha encantado. tendrá que ver algo el autor con manuel alcaraz?
por cierto ernes, hay que sacar oro de ese llibret...

eRNeS dijo...

Ese llibret es una pasada, por los textos, las imágenes y la visión de la sociedad en el 58. Prepararé un especial, aunque antes debemos sacar el plano del distrito (en borradores) que tiene detalles que desconocía (la alcaldía del barrio, el Benalúa C de F...) y otros que por fin salen en los mapas (el cuartel y el estadio Bardín, el camping...)

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba