La estación de Benalúa según Óscar Martín (I)

lunes, 4 de febrero de 2008


Cuando estás acostumbrado a captar la realidad circundante a través del objetivo de tu cámara, aprendes a valorar cualquier mínimo destello, a apreciar cada particular detalle con suma devoción; porque es en el mundo de las pequeñas cosas donde radica la especial y peculiar visión que nos ha regalado el fotografo Óscar Martín, quien se armó con su cámara este fin de semana y paseó por esa olvidada estación alicantina de miserable destino: LA ESTACIÓN DE BENALÚA.

En este primer artículo dedicado al espléndido fotógrafo queremos reflejar su puntillista óptica a la hora de pintar la estación, por eso os mostramos seis imágenes que son muy diferentes a lo que hemos publicado hasta ahora sobre la estación, pero que vuelven a mostrar el patético deterioro a partir de lo minúsculo, de lo casi anecdótico, que es, según nos cuenta Óscar, aquello que más le llama la atención, y que se torna, paradójicamente, en un paisaje decadente a la par que bello.

La placa colocada por el Exmo Ayuntamiento de Alicante en reconocimiento al ferrocarril Alicante-Murcia en su primer centenario (15 Mayo-1884) En el mismo año del Centenario de Benalúa. Una placa hoy baladí, un reconocimiento que hoy está vacío y que sobrevive como un brumoso recuerdo de lo que fue, suspendida entre la negrura y los desconchados de una voluptuosa pared vergonzosamente sonrosada.



Un cartel que anuncia "Señoras", que cobraba significancia cuando la estación era frecuentada por millones de viajeros, en aquellos tiempos en los que el barrio empezaba y terminaba por estaciones de tren en pleno funcionamiento. Un cuarto de baño sucio y degradado, desmembrado hasta hacer invisible su tarea, ahora plagado de sucios mamotretos que rezuman basura.

Es una suerte que Óscar haya podido acceder a estas estancias aprovechando el descanso momentáneo de los ocupantes hostiles, que es otro tema en el que nos deberíamos detener en una posterior ocasión. La estación está okupada, y sus habitantes no parecen querer recibir ningún tipo de visita. Mirad en qué estado se conserva una joya de la construcción decimonónica.


Precioso detalle de la cubierta de la Estación de Benalúa, donde la luz traspasa la marquesina y la impregna de colores cálidos que antaño construyeron un lugar vivo y dinámico de encuentros y despedidas, experiencias que han pasado a mejor vida, porque hoy, todavía gestionándose la posible Casa del Mediterráneo, la estación continúa abandonada y ultrajada, ejemplo de la desidia y la dejadez sintomática del pulso de nuestros gobernantes.

Agradecemos muy afectuosamente a Óscar Martín por habernos enseñado otro ángulo de la estación, tremendamente poético y sugerente, y al mismo tiempo, desolador gracias al tratamiento de la luz y las imágenes. Si bien las ruinas conforman un paisaje precioso para fotografiar, también exponen el estado de animación suspendida en el que se encuentra la ciudad de Alicante en época actual.

Podéis visitar las webs de Óscar Martín para seguir viajando con él al universo de las pequeñas cosas y comprobar cómo lleva la ciudad de Alicante en el corazón de cada imagen:

Continúa en Parte II

- www.martingrande.com
- www.flickr.com/photos/clickfotoblog

Artículos relacionados:

La Estación de Benalúa según Pedro J. Zamora (I, II y III)
La Estación de Benalúa según Rafael Herrero
La estación de Benalúa (I): Los orígenes de la línea
La estación de Benalúa (II): La terminal y los años de funcionamiento
La estación de Benalúa (III): Del abandono al futuro


Enviar este artículo por email Etiquetas:

12 comentarios:

Elen dijo...

Fantástico post y bellísimas fotos.

La belleza del abandono, gran trabajo! Oscar, genial como siempre.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Buen reportaje Oscar, menudo valor has tenido de meterte ahi.. yo no entre debido a las personas que viven alli.. una pena que este todo aquello en esas condiciones..

un saludo. Eva

maria_sumu dijo...

Excelente reportaje.
Me alegra saber que las fotos de Óscar Martín hayan tocado la conciencia de quien escribe. Ojalá sirvan para recuperar esta joya que fue orgullo de Benalúa.

Es un desperdicio no recuperar tan bello edificio, estoy muy segura que tenéis la capacidad y las ganas de hacerlo y cubrir un poca la falta del olvido y el descuido.

Mis felicitaciones a Óscar, sus fotos son tomadas con el corazón y por su inmenso amor por España, que en esta ocasión nos muestra la belleza del deterioro.

Un abrazo,
María_Sumu

Chocoadicta dijo...

Un bellísimo post. Qué pena que un edificio tan fantástico se encuentre en tal estado de deterioro... Espero que alguna vez decidan recuperar la majestuosidad que un dia debió ostentar.

Las fotos de Oscar son igualmente magníficas, se nota que sabe ver la belleza allí donde el tiempo y la mano del hombre no ha tenido piedad. Unas fotos magníficas llenas de nostalgia y melancolía.

Felicidades a ambos por el trabajo :)

Antona dijo...

Mis felicitaciones, por tan interesante articulo y por las imagenes, tan bien captadas

salu2

Rubén dijo...

El punto de vista es maravilloso, pero lo lamentable es que exista esta poética de la ruina y la desolación, y no sea otra poética la que haya podido reflejar Óscar.
Ojalá hubiera podido fotografiar una estación del Siglo XIX con el contraste de los viajeros del Siglo XXI, con los trenes modernos en plena estación restaurada, con su reloj original dando las horas más de un siglo después...

ojalá puedas hacerlo algún día
es un trabajo maravilloso, y nos has acercado al interior al que no habíamos tenido acceso!

Oscar dijo...

Gracias en primer lugar a las personas que llevan el blog de Benalua, barrio de Alicante, por ofrecerme la oportunidad de mostrar las fotos de esta estación,

felicitar a Ruben y Enersto por su magnifico trabajo documental, tanto en el blog presente de Benalua como el de Alicante Vivo, y gracias por sus estupendas palabras en su artículo.

Un saludo y gracias a todos los comentarios.

Elkiko dijo...

Buenas, pero tristes fotos...

Drakhart dijo...

Un gran trabajo, Óscar. Las fotos dan la visión y tienen el tratamiento de alguien que posee una gran sensibilidad artística y amor por el detalle. Y los santos cojones de meterse en un derrelicto okupado. Enhorabuena.

fer dijo...

Hola Óscar, muy buenas tus fotos, como siempre. Me gustaría pasarme algún día por la estación.

Saludos (tambien a la gente del blog)!

Anónimo dijo...

Muchisimas gracias por el magnifico reportaje que nos has ofrecido al captar con tu camara, y definir con tus palabras la dejadez de una ciudad para con su pasado.

Anónimo dijo...

Benalúa recuperada. Me pregunto porque después de tanta información sobre el abandono pasado, nadie actualiza la información con la situación actual de la estacion. Recuperada, rehabilitada, y albergando la única institución de diplomacia pública que tiene la Comunidad Valenciana. Se ha publicado un libro que ilustra la situación actual y una completisima historia de la actividad ferroviaria escrita por el prestigioso escritor especializado, José Vicente Coves. Está a la venta en la misma estacion de Benalúa.
Saludos ferroviarios a todos.

Escribir comentario con antiguo editor.
Volver arriba